Publicado 31/01/2020 22:37:53CET

La CIDH alerta de la "grave crisis" de DDHH que sufre Chile y recalca la necesidad de reformar sus instituciones

Protestas sociales en Chile
Protestas sociales en Chile - AGENCIAUNO / MAURICIO MENDEZ - Archivo

MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha alertado este viernes de la "grave crisis en materia de Derechos Humanos" que atraviesa Chile y ha recalcado la necesidad de reformar sus instituciones.

Durante la presentación de las conclusiones preliminares de la comisión tras su visita al país latinoamericano, la comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño ha pedido un minuto de silencio en homenaje a "las víctimas, sus familias, los heridos, detenidos, mujeres violadas y jóvenes y estudiantes que han dado su voz" durante los últimos meses de protestas.

El relator de la CIDH para Chile, Joel Hernández, ha expresado que "en los próximos meses de presentará el informe final" y ha denunciado que "durante las protestas se registraron en varios casos abusos, detenciones y un uso desproporcionado de la fuerza".

Esto se debe, en su opinión, a la "falta de alineamiento de los estándares internacionales en la gestión de las protestas". "Estamos ante una grave crisis de derechos humanos. Los números hablan por sí solos", ha señalado, según ha informado el diario local 'La Tercera'.

Así, ha aludido a los casos de Fabiola Campillay y Gustavo Gatica, que perdieron la vista debido al disparo de perdigones por parte de Carabineros. "Respecto a las manifestaciones que se tornan violentas, la CIDH recuerda al Estado que las intervenciones para disolver estas concentraciones deben ser en casos excepcionales, mediante una orden expresa de los mandos jerárquicos y fundamentada en un riesgo grave para la vida o integridad de las personas y agentes de seguridad cuando no sean posibles otras medidas", ha aseverado.

En este sentido, ha destacado que "la CIDH condena todo acto de violencia, y recuerda que la protesta es legítima en tanto se desarrolla en forma pacífica". "La comisión insta a las autoridades de Chile a investigar con debida diligencia las denuncias de violaciones a los Derechos Humanos e informar adecuadamente a la ciudadanía", ha afirmado.

Por otra parte, la comisión ha cuestionado la creación de medidas legales que "podrían criminalizar el derecho de reunión" y ha pedido que "se evite desarrollar medidas legales que conviertan en actos criminales conductas que en sí mismas no afectan la libertad y la seguridad de las personas".

CRISIS EN CHILE

Las protestas en Chile estallaron el pasado 17 de octubre por la cuarta subida del precio del metro en pocos meses pero escalaron rápidamente hasta denunciar la desigualdad social y exigir un cambio constitucional.

Más de una veintena de personas han muerto por la represión de las manifestaciones contra el Gobierno, entre ellas cinco de las que el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) ha acusado a las fuerzas de seguridad.

El presidente, Sebastián Piñera, que reaccionó inicialmente declarando el estado de emergencia, pidió perdón por no escuchar a los chilenos, anunció una "agenda social" para colmar sus demandas y remodeló el Gobierno para llevarla a cabo.

Además, el presidente chileno ha accedido 'in extremis' a un proceso constituyente que se decidirá en un plebiscito el próximo mes de abril. Pese a ello, las protestas han continuado.