Actualizado 14/09/2015 10:19:33 +00:00 CET

La CIDH no podrá entrevistar a los militares por la desaparición de los 43 normalistas

MÉXICO DF, 13 Sep. (Notimérica) -

   La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ha indicado que los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) no tienen las facultades correspondientes para interrogar a los soldados del Ejército para averiguar lo que pasó la noche del 26 de septiembre de 2014 cuando desparecieron 43 estudiantes de la escuela normal rural de Ayotzinapa, en México.

   La Sedena ha avalado, de la misma forma, la decisión mexicana de no permitir las entrevistas porque de lo contrario, se violarían los "derechos fundamentales de los militares".

   El pasado martes el General de la brigada Diplomado Estado Mayor, Arturo Vallarta Tafolla, aseguró durante la visita a la normal rural de Ayotzinapa de los expertos Claudia Paz y Paz, Francisco Cox y Carlos Martín Beristán, que la CIDH no busca un interrogatorio, sino una conversación con los militares porque obtuvieron información del expediente que dice que los soldados del Ejército vigilaron a los normalistas antes de llegar a la terminal de autobuses el 26 de septiembre.

   Seguidamente, según informa el diario mexicano 'Sin Embargo', el Ejército mexicano señaló que no se autorizaron las entrevistas de la CIDH a los soldados del 27 batallón de infantería con sede en Iguala porque se "excede" en sus funciones.

   A través de una carta, firmada por Vallarta Tafolla y enviada al diario 'El Sur', el Ejército establece que "la decisión mexicana de no permitir las entrevistas en los términos del CIDH/GIEI obedeció a que se transgrede el orden jurídico mexicano; se excede el mandato otorgado; y principalmente se violan los principios del debido proceso y por ende los derechos fundamentales de los militares".

PADRES DE NORMALISTAS EXIGEN EXPLICACIONES

   El director del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan --y abogado de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa--, Abel Barrera Hernández, ha señalado que "el Ejército deberá ser investigado, de lo contrario el gobierno de México estaría desacatando las recomendaciones de los especialistas".

   Barrera Hernández aseguró que el Ejército debe estar supeditado a la autoridad civil, pero tras el comunicado emitido por la Novena Región Militar, en el que se rechaza que los soldados sean entrevistados por el grupo de expertos de la CIDH, se ve que está por encima de la autoridad civil.

   El abogado de los 43 normalistas indicó que lo que se busca es la verdad y la justicia, por lo que al impedir que se investigue al Ejército se obstaculiza la investigación. "Si hubiera voluntad política el Ejército tendría que acatar las recomendaciones del grupo de la CIDH, por lo que los padres y las organizaciones piden que el informe del GIEI se integre a la averiguación previa en el caso Ayotzinapa, que está en la Procuraduría General de la Republica (PGR)", expresó el director del Centro Tlachinollan.

   Por último, los padres de los 43 estudiantes desaparecidos recriminan que la Sedena impida que los expertos de la CIDH interroguen a los militares de Iguala. "Quiere decir que algo están ocultando, ellos (el Ejército saben dónde están nuestros hijos", dijeron.

   Uno de los padres aseguró que en la reunión que mantendrán el próximo 24 de septiembre con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, pedirán que se investigue al Ejército, que las indagaciones sean por tiempo indefinido y que se castigue a los responsables, "por asegurar que había una verdad histórica, porque es mucho dolor lo que tenemos desde la desaparición de nuestros hijos".