Publicado 26/04/2020 13:48:14 +02:00CET

Cinco provincias yemeníes rechazan la declaración de autogobierno del Consejo de Transición del Sur de Yemen

Yemen.- Cinco provincias yemeníes rechazan la declaración de autogobierno del Co
Yemen.- Cinco provincias yemeníes rechazan la declaración de autogobierno del Co - PABLO TOSCO/OXFAM INTERMÓN - Archivo

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cinco provincias de Yemen ya han comunicado que no tienen intención de reconocer la declaración de autogobierno sobre el sur del país realizada este sábado por el Consejo de Transición de Yemen, el órgano político del movimiento separatista.

Las cinco provincias son Abyan, Shabwah, Hadramaut, Mahra y Socotra, de acuerdo con las declaraciones recogidas por la agencia de noticias yemení Saba.

A la cabeza de esta repulsa se encuentra la provincia de Abyan, cuya administración "rechaza totalmente la declaración del Consejo de Transición, al considerarla como una violación del acuerdo alcanzado en noviembre en Riad, la capital de Arabia Saudí, sobre el cese de hostilidades entre los separatistas y el Gobierno yemení reconocido por la comunidad internacional.

La nota, recogida a su vez por la agencia de noticias rusa Sputnik, agrega que "los ciudadanos de la provincia de Abyan apoyan al Gobierno legal encabezado por el presidente Abdo Rabu Mansur Hadi". Las cuatro provincias restantes también han realizado declaraciones parecidas.

Tras la declaración de autogobierno del Consejo, testigos de la agencia DPA han relatado que las fuerzas separatistas se han desplegado sobre Adén "en grandes números", tras 24 horas previas de protestas, a lo largo del sábado, contra la ineficacia de la administración pública, una de las principales razones esgrimidas por los separatistas para iniciar este nuevo levantamiento.

La crisis de servicios que lleva atravesando la ciudad desde hace meses se agravó todavía más en las últimas semanas. Una serie de lluvias torrenciales dejaron la ciudad prácticamente inundada, y al menos una decena de personas perdieron la vida entre enormes daños materiales.

En su primera reacción, el Gobierno yemení, que cuenta con el respaldo de Arabia Saudí, ha advertido de que esta decisión tendrá "consecuencias peligrosas y catastróficas" para el país.

Aunque los separatistas tienen una agenda enfrentada con la del Gobierno, ambos intentaron hacer causa común y aceptaron formar parte de la coalición liderada por Arabia Saudí que intervino en marzo de 2015 contra los insurgentes huthis que controlan la capital del país, Saná.

Sin embargo, el conflicto ha vuelto a reabrir viajas heridas entre el norte y el sur de Yemen, países separados hasta 1990. Las nuevas tensiones en Adén, como ya ha ocurrido anteriormente, complicará aún más los esfuerzos de la ONU para allanar el camino hacia conversaciones políticas con vistas a crear un órgano de gobierno de transición que ponga fin a la guerra.

El conflicto en Yemen, hay que recordar, es considerado como la mayor catástrofe humanitaria del planeta; una en la que han muerto más de 100.000 personas y que ha llevado al país más pobre del mundo árabe al borde de la hambruna.

Contador