Publicado 19/04/2021 14:18CET

Clima.- Save the Children alerta de que 710 millones de niños están en riesgo por los desastres del cambio climático

Una madre con sus cuatro hijos, tras el paso del ciclón Kenneth por Mozambique en 2019.
Una madre con sus cuatro hijos, tras el paso del ciclón Kenneth por Mozambique en 2019. - SAVE THE CHILDREN

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ONG Save the Children estima que 710 millones de niños y niñas están en riesgo de sufrir directamente los mayores impactos del cambio climático, como inundaciones, sequías, huracanes y otros fenómenos meteorológicos extremos, que entre otras cosas, provocan hambrunas, falta de agua potable y enfermedades.

"No puedo olvidar cómo nos quedamos sin casa y sin comida por culpa de la lluvia y los fuertes vientos. Estaba muy asustado", cuenta Baptista, de 14 años, en Mozambique, en referencia al paso del ciclón 'Kenneth' en 2019, señala Save the Children.

La ONG ha explicado en su último análisis que los cientos de millones de menores que viven en las regiones más golpeadas por los estragos del cambio climático se enfrentan a su vez a una escasez de alimentos y al aumento de su precio en los mercados locales, lo que tendrá un "impacto devastador" en los hogares más pobres.

"La crisis climática es la mayor amenaza para la infancia y para el cumplimiento de sus derechos a nivel global. El brote de COVID-19 ya ha empujado a millones de niños y niñas y a sus familias a la pobreza y a sufrir hambre", asegura la directora general de Save the Children, Inger Ashing.

"El tiempo para evitar un cambio climático catastrófico se agota rápidamente. El presente y el futuro de los niños y las niñas está en juego, por lo que deben de ser escuchados y su participación debe de estar asegurada en la elaboración de las políticas destinadas a luchar contra la crisis climática", señala la ONG en un comunicado.

Save the Children, con motivo de la cumbre climática promovida por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, considera que este podría ser el escenario para que los niños y las niñas "más vulnerables" sean escuchados junto a los líderes mundiales que tiene previsto asistir al cónclave previsto para el 22 de abril.

"Los niños y las niñas son los que menos han contribuido a la crisis a la que nos enfrentamos, pero serán los que paguen el precio más alto. Hemos visto el poder de la infancia y la adolescencia liderando un movimiento global frente al cambio climático. Pero hay que hacer mucho más: hay que escucharles y que los Gobiernos tomen medidas en base a sus opiniones", ha enfatizado Ashing.

AFRICA, EL CONTINENTE MÁS EXPUESTO AL CAMBIO CLIMÁTICO

El análisis realizado por Save the Children señala que el 70 por ciento de los 45 países más expuestos a los estragos del cambio climático están en África, donde la malaria y el dengue "asolan" a los más pequeños de República Democrática del Congo (RDC).

"El aumento de los fenómenos meteorológicos extremos puede provocar nuevos riesgos para su salud, en un sistema sanitario ya de por sí muy frágil", explica.

La situación es también muy complicada en otras partes del mundo, como en Bangladesh, cuya infancia está muy expuesta a las inundaciones, los ciclones y la subida del nivel del mar; o en Yemen, donde los impactos del cambio climático está provocando "una grave escasez de alimentos" poniendo en riesgo la vida "de millones de niños y niñas".

"Aunque el cambio climático afecta a todos los niños y niñas, los que viven en situación de pobreza o hambre, en zonas de conflicto o propensas a las catástrofes, serán los que más sufran, al no tener sus necesidades básicas cubiertas", recuerda.

Save the Children ha advertido de que "si no se toman medidas urgentes", el impacto de la crisis climática se repetirá en las próximas décadas, haciendo así más complicada la recuperación de los hogares más pobres, quienes se verán obligados a huir de sus hogares y haciendo aún más grande la actual crisis humanitaria que se padece en las zonas más devastadas del planeta.

POLÍTICAS CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO ENFOCADAS EN LA INFANCIA

En vísperas de que se celebre este jueves 22 la iniciativa climática del presidente Biden, Save the Children ha aprovechado para poner sobre la mesa una serie de medidas, como reconocer que la crisis climática afecta en especial a los derechos de la infancia, o aumentar la financiación de medidas contra el cambio climático que repercutan en el bien de los más pequeños.

La ONG también ha pedido que la infancia y sus problemas tengan un lugar destacado en las conversaciones de los próximos eventos sobre el cambio climático, como la Cumbre de la Juventud en Milán y la COP26 en Glasgow a finales de este año.

Entre las propuestas lanzadas por la ONG se incluyen también un incremento de los fondos destinados a los sistemas de protección social, como las ayudas a las madres embarazadas y a la infancia.

"Es necesario un mayor compromiso por parte de los Estados para cumplir con la Convención sobre los Derechos del Niño y garantizar su protección frente a la pobreza, a través, por ejemplo, de prestaciones universales que mejoren su bienestar y aumenten su resiliencia", recalca la ONG en su informe.

Contador