Publicado 05/08/2020 13:16CET

Clima.- La tormenta tropical 'Isaías' llega a Canadá tras dejar seis muertos en EEUU

Clima.- La tormenta tropical 'Isaías' llega a Canadá tras dejar seis muertos en
Clima.- La tormenta tropical 'Isaías' llega a Canadá tras dejar seis muertos en - Michael Candelori/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

La tormenta tropical 'Isaías' ha llegado este miércoles a la costa canadiense después de dejar al menos seis muertos a su paso por la costa oriental de Estados Unidos y 3 millones de personas sin suministro eléctrico, según informaciones del diario 'USA Today'.

El Centro de Huracanes de Canadá ha alertado de la posibilidad de que se produzcan fuertes precipitaciones a causa del fenómeno meteorológico, que es ya la novena tormenta del año en azotar la zona.

Tal y como han explicado las autoridades estadounidenses, las muertes se han producido en su mayoría debido a la caída de árboles por los fuertes vientos y a la formación de tornados, especialmente en los estados de Carolina del Norte, Maryland, Delaware, Nueva Jersey y Nueva York.

Si bien la tormenta ya ha abandonado la zona, en Massachusetts y Maine siguen vigentes las alertas por tormenta tropical dado que aún persisten vientos sostenidos de 72 kilómetros por hora. Las autoridades esperan que se produzca un nuevo tornado en el este de Maine.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha pedido a la población "tomarse muy en serio" la situación. "Entre la lluvia, la posibilidad de que haya inundaciones, los vientos y los posibles tornados... es mucho", ha lamentado. "No salgan si no es necesario", ha insistido.

Los bares y restaurantes de la ciudad, que han concentrado sus esfuerzos en las zonas de terraza debido a la pandemia de coronavirus, han tenido que cerrar sus puertas.

Por su parte, el gobernador del estado de Nueva Jersey, Phil Murphy, ha anunciado el estado de emergencia en la zona y ha pedido a la población quedarse en casa.

'Isaías' llegó a la costa este de Estados Unidos el lunes con vientos sostenidos de 140 kilómetros por hora, pero se debilitó poco después de tocar tierra en Carolina del Norte.