Publicado 08/09/2021 07:18CET

C.Marfil.- ACNUR pacta acelerar la repatriación voluntaria de refugiados marfileños con los países africanos de acogida

Un grupo de mujeres en las inmediaciones de una mezquita en Abiyán, Costa de Marfil.
Un grupo de mujeres en las inmediaciones de una mezquita en Abiyán, Costa de Marfil. - YVAN SONH / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha alcanzado un acuerdo los gobiernos de Costa de Marfil y de los principales países que acogen a refugiados marfileños para su repatriación si así lo desean.

La decisión llega en un momento en el que el 60 por ciento de los refugiados marfileños encuestados por Naciones Unidas han mostrado su deseo de regresar a sus hogares en Costa de Marfil, así como otro 30 por ciento de indecisos. La mayoría de estas personas se encuentra en Ghana, Liberia, Guinea, Malí, Mauritania, o Togo.

El Alto Comisionado Auxiliar de Operaciones de ACNUR, Raouf Mazou, ha explicado que tras "un análisis en profundidad" de la actual situación en Costa de Marfil, las circunstancias por las que muchos de sus ciudadanos huyeron "han dejado de existir", por lo que "muchos" de ellos "ya no necesitan protección internacional".

Actualmente, Naciones Unidas organiza convoyes semanales de repatriación de hasta 1.800 de estas personas desde Liberia, principal país de acogida. Desde 2011, unos 287.000 refugiados marfileños, que representan más del 92 por ciento de los que se encuentran en África occidental, han regresado voluntariamente.

Mazou ha solicitado tantos a las autoridades de Costa de Marfil como a las de los países de acogida colaboración con las medidas lanzadas desde Naciones Unidas, ya sea promoviendo la repatriación voluntaria de quien lo desee, como la emisión de permisos de residencia de aquellos que prefieran quedarse.

"Consideramos fundamental que los Estados y otros actores relevantes brinden un apoyo total a estas soluciones de manera oportuna y concertada. Esto asegurará un camino a seguir para todos los refugiados marfileños", ha señalado Mazou.

En apenas cinco meses entre 2010 y 2011 más de 3.000 personas murieron en una fugaz y cruenta guerra civil que se produjo después de que el expresidente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo se negara a reconocer su derrota en las urnas frente al actual mandatario, Alassane Ouattara.

En julio ambos líderes se reunieron por primera vez, en un encuentro en el que ambos se mostraron muy cordiales y expresaron la necesidad de "dejar atrás los recuerdos dolorosos del pasado". La cita se produjo un mes después de que Gbagbo regresara a Costa de Marfil tras su absolución por parte del Tribunal Penal Internacional (TPI) de los cargos de crímenes de guerra y contra la humanidad.

Contador