C.Marfil.- El antiguo líder rebelde Guillaume Soro se presentará a las presidenciales de 2020 en Costa de Marfil

Publicado 15/10/2019 23:01:25CET

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El antiguo líder rebelde de Costa de Marfil Guillaume Soro ha anunciado que se presentará a las elecciones presidenciales que se celebrarán en 2020 en el país africano y ha pedido a la población que "se movilice" de cara a los comicios.

"Seré candidato", ha dicho, antes de agregar que presentará detalles sobre su programa de gobierno a partir de 2020, según un comunicado publicado el domingo en su página en Facebook.

Así, ha lanzado Generaciones y Pueblos Solidarios (GPS) y ha recalcado que "el nacimiento de este movimiento ciudadano y político unirá a todos los movimientos 'soroistas'". "Nos prepararemos para la batalla", ha manifestado.

Soro dimitió en febrero de su cargo como presidente del Parlamento, en una ruptura con el actual mandatario del país, Alassane Ouattara, y algo que fue interpretado como un claro indicio de su intención de presentarse a la Presidencia.

Además, fue primer ministro entre abril de 2007 y diciembre de 2010 --bajo la Presidencia de Laurent Gbagbo-- y entre abril de 2011 y marzo de 2012, ya con Ouattara en el poder..

Ouattara todavía no ha confirmado si se va a presentar ante la confusión generada por la situación actual de Gbagbo, que podría regresar al país después de haber sido absuelto podría regresar después de haber sido absuelto por el Tribunal Penal Internacional (TPI).

Muchos marfileños temen que otra polémica electoral pueda conducir a violencia, como la breve guerra civil que estalló en 2010 cuando Gbagbo, se negó a aceptar su derrota frente a Ouattara. Más de 3.000 personas murieron en ese conflicto, que remachó una década turbulenta en la que Costa de Marfil, el mayor exportador de cacao del mundo, tiró por tierra años de avance próspero y estable.

Ouattara ha dicho que tiene la intención de entregar el poder a una generación más joven, pero como suele ser habitual, tampoco ha desdeñado seguir en el poder argumentando una enmienda constitucional presentada en 2016 que le permitiría expandir su mandato.

Soro, de 46 años, cuyas fuerzas auparon al poder a Ouattara durante la guerra, mantiene no obstante una incómoda relación con el presidente, que parece favorecer más a su primer ministro, Amadou Gon Coulibaly.