Publicado 29/12/2020 14:33CET

C.Marfil.- La comisión electoral fija el 6 de marzo como fecha para las legislativas en Costa de Marfil

El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara
El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara - picture alliance / dpa - Archivo

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La comisión electoral de Costa de Marfil ha desvelado este martes que las próximas elecciones legislativas tendrán lugar el 6 de marzo, en el marco de la crisis política desencadenada por la decisión del mandatario, Alassane Ouattara, de presentarse a las últimas presidenciales, celebradas el 31 de octubre.

El presidente del organismo, Kuibiert Coulibaly, ha indicado que las candidaturas podrán ser presentadas entre el 4 y el 20 de enero, ambos días incluidos, de cara a las elecciones, según ha recogido el portal de noticias Koaci.

El anuncio ha llegado después del inicio del proceso de diálogo entre el Gobierno y los partidos opositores y organizaciones de la sociedad civil para intentar resolver la crisis, un proceso en el que participan el Frente Popular Marfileño (FPI) del expresidente Laurent Gbagbo y el Partido Democrático de Costa de Marfil (PDCI) del exmandatario Henri Konan Bédié.

Ouattara prometió durante la jura de su cargo "reforzar" la "reconciliación", antes de tender la mano a la oposición para rebajar las tensiones. Posteriormente, nombró como ministro para la Reconciliación Nacional al excandidato a la Presidencia Kouadio Konan Bertin, el único de los tres candidatos opositores que no boicotearon las elecciones.

En este sentido, el FPI anunció la semana pasada su decisión de participar en las legislativas, tras mantener un boicot a las votaciones en el país desde la derrota sufrida en 2010 por Gbagbo frente a Ouattara, que desencadenó una guerra civil ante su negativa de reconocer los resultados.

El objetivo de los contactos es resolver la crisis provocada por la decisión de Ouattara de presentarse a un tercer mandato, argumentando que las recientes modificaciones a la Carta Magna ponían a cero su contador, lo que fue rechazado por la oposición.

Esta candidatura, sumada a la eliminación de los nombres de Gbagbo y el ex primer ministro y antiguo presidente del Parlamento Guillaume Soro de los aspirantes a la Presidencia, llevaron a la oposición a hacer un llamamiento a la desobediencia civil y a un "boicot activo" durante la votación, a pesar de lo cual Ouattara fue declarado como vencedor.

La situación provocó que la oposición anunciara la creación de un Consejo Nacional de Transición para organizar nuevas elecciones, al considerar que hay una vacante en la Presidencia, tras lo que las autoridades procedieron a detener a decenas de opositores, incluido el candidato del FPI, el ex primer ministro Pascal Affi N'Guessan.

Las tensiones han provocado que parte de la población marfileña tema que otra polémica electoral pueda conducir a una nueva oleada de violencia como la que sacudió el país entre 2010 y 2011, cuando Gbagbo se negó a reconocer la victoria de Ouattara en las urnas.

Contador