Publicado 27/07/2021 08:22CET

C.Marfil.- Ouattara y Gbagbo se reunirán este martes en el Palacio Presidencial de Costa de Marfil

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, se reunirá este martes con su predecesor, Laurent Gbagbo, cerca de un mes después de que éste último regresara al país africano diez años después de su entrega al Tribunal Penal Internacional (TPI), que le absolvió de los cargos de crímenes de guerra y contra la humanidad.

El portavoz del Gobierno marfileño, Amadou Coulibaly, indicó la semana pasada que Ouattara y Gbagbo han mantenido recientemente "contactos" y agregó que el mandatario "recibirá a Gbagbo el 27 de julio en el Palacio de la Presidencia".

Así, explicado que las autoridades "no han interrumpido el diálogo" iniciado el año pasado por el entonces primer ministro Amadou Gon Coulibaly --fallecido en julio de 2020--, continuado por su sustituto, Hamed Bakayoko --muerto en marzo de 2021--, y ahora encabezado por Patrick Achi.

En este sentido, Coulibaly pidió en rueda de prensa recordar "todas las reuniones que se celebraron para preparar el regreso de Gbagbo" a Costa de Marfil. "Nunca se ha interrumpido el diálogo en nuestro país, y éste continuará porque es la voluntad del Gobierno", zanjó.

El encuentro será el primero entre ambos políticos después de las elecciones presidenciales de 2010, que derivaron en una guerra civil después de que Gbagbo se negara a reconocer su derrota frente a Ouattara, conflicto que se saldó con más de 3.000 muertos.

El propio Ouattara hizo la semana pasada un llamamiento a la "cohesión social y la reconciliación" en el país, después de la grave crisis política desencadenada por su decisión de presentarse a un tercer mandato en 2020 tras la muerte de Gon Coulibaly, que desató las críticas de la oposición e hizo temer por el estallido de un nuevo conflicto.

El partido gubernamental marfileño pidió recientemente a Gbagbo que se sume a este diálogo, días después de que el expresidente se reuniera con su antiguo rival y ahora aliado Henri Konan Bédié, también expresidente del país, para forjar sus lazos y reclamar a Ouattara "una voluntad fuerte" para un proceso de diálogo nacional.