Publicado 23/03/2020 21:24CET

La coalición dice que Estado Islámico es "una amenaza significativa" un año después de la caída del 'califato'

Terrorismo.- Coalición dice que Estado Islámico es "una amenaza significativa" u
Terrorismo.- Coalición dice que Estado Islámico es "una amenaza significativa" u - DEPARTAMENTO DE DEFENSA DE EEUU - Archivo

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La coalición internacional contra Estado Islámico ha destacado este lunes, aniversario de la expulsión del grupo yihadista de su último enclave en Siria, que su trabajo "está lejos de estar completo", dado que el grupo "sigue suponiendo una amenaza significativa".

La coalición ha celebrado en un comunicado este "hito clave" en la lucha contra Estado Islámico y ha recalcado que "mantendrá sus esfuerzos exhaustivos en Irak y Siria, así como a nivel internacional, para negar las ambiciones de Estado Islámico y las actividades de sus ramas y redes hasta que el trabajo esté hecho".

En este sentido, ha destacado que la toma de la localidad siria de Baghuz supuso "aplastar las ambiciones territoriales" de los yihadistas y ha agregado que "cerca de ocho millones de personas han sido liberadas del control de Estado Islámico en Irak y Siria".

Baghuz fue tomada el 23 de marzo de 2019 por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG) y apoyadas por la coalición.

"Muchas personas han regresado a sus casas para reconstruir sus vidas gracias a las diversas formas de asistencia y apoyo a la estabilización por parte de la coalición", ha defendido la coalición.

"El progreso en nuestra campaña permite una reestructuración de nuestra posición, sin un prejuicio a nuestra capacidad de llevar a cabo nuestra misión", ha explicado, en referencia al traslado de tropas en Irak y la retirada de varias bases.

En este sentido, ha apuntado a los "desafíos sin precedentes" que supone la pandemia de coronavirus para las poblaciones de Irak y Siria, así como para la misión, y ha dicho que esto ha llevado a "ajustes temporales (...) en coordinación con las autoridades iraquíes".

El comité encargado de hacer seguimiento a las actividades de Estado Islámico y Al Qaeda indicó en un informe en febrero al Consejo de Seguridad de la ONU que, pese a su derrota territorial, el grupo yihadista está comenzando a reconstituirse tanto en Irak como en Siria, su zona de actuación originaria.

Así, el comité apuntó a un aumento considerable en el número de ataques y sin que por el momento se haya constatado un cambio en su orientación estratégica a raíz del cambio en su cúpula tras la muerte el pasado 26 de octubre de su líder, Abú Bakr al Baghdadi.

Por otra parte, destacó que la filial del grupo que "más éxito" obtuvo en el periodo analizado por el informe es la que opera en la cuenca del lago Chad, Estado Islámico en África Occidental (ISWA), que se escindió de Boko Haram en 2016.

Esta filial ha superado a la que comanda Abubakar Shekau, "tanto en capacidad como en número de combatientes", con unos 5.000 en las filas de ISWA frente a los entre 500 y 2.000 con que contaría Boko Haram.

A pesar de ello, el comité hizo hincapié en que Estado Islámico "todavía no ha conseguido reconstituir su capacidad operacional externa y sigue dependiendo de los ataques inspirados para demostrar su pertinencia fuera de las zonas de conflicto".

No obstante, el grupo terrorista "está trabajando activamente para restablecer la capacidad de dirigir operaciones internacionales complejas", algo que logró durante el momento álgido de su 'califato' en Irak y Siria.