Publicado 13/11/2020 14:40CET

La coalición dice haber interceptado cinco drones con explosivos lanzados por los huthis desde Yemen contra Arabia Saudí

El portavoz de la coalición militar encabezada por Arabia Saudí en Yemen, Turki al Malki
El portavoz de la coalición militar encabezada por Arabia Saudí en Yemen, Turki al Malki - -/Saudi Press Agency/dpa - Archivo

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

La coalición internacional que encabeza Arabia Saudí ha asegurado este viernes haber interceptado un total de cinco drones cargados por explosivos presuntamente lanzados por los huthis desde Yemen contra territorio saudí, sin informar sobre posibles víctimas o daños materiales.

El portavoz de la coalición, Turki al Malki, ha acusado a la "milicia terrorista huthi" de atacar "de forma deliberada y sistemática" a civiles e infraestructuras civiles en el país, "lo que supone una flagrante violación del Derecho Humanitario".

"La coalición ha desarticulado todos los intentos terroristas de la milicia terrorista huthi de atacar a civiles y objetivos civiles y ha aplicado las medidas necesarias para protegerlos de estos ataques brutales", ha señalado.

En este sentido, Al Malki ha recalcado que la coalición "ha aplicado todas las medidas operacionales para neutralizar y destruir el uso de capacidades específicas (de los rebeldes), incluido el uso de drones cargados con explosivos".

"Los responsables de planificar y ejecutar estos ataques terroristas y hostiles contra civiles y objetos civiles tendrán que rendir cuentas, según el Derecho Humanitario", ha remachado el portavoz de la coalición, según ha informado la agencia estatal saudí de noticias, SPA.

Las declaraciones de Al Malki han llegado horas después de que el Gobierno saudí afirmara haber destruido dos lanchas cargadas con explosivos presuntamente controladas por los huthis cerca de una plataforma petrolífera en la ciudad de Jizán, en el suroeste del país.

Riad condenó el "cobarde" ataque, así como otros actos contra instalaciones "vitales", que tienen el objetivo de "atentar contra el reino" y contra "la seguridad de las exportaciones de petróleo, la estabilidad del suministro energético mundial y la libertad del comercio mundial".

El Gobierno de Estados Unidos condenó a finales de octubre el "irresponsable" aumento de los ataques con drones por parte de los huthis y denunció que entre los objetivos de los rebeldes figuraba la capital del país, Riad.

El aumento de los ataques, que tuvo un pico durante el 28 de octubre, llegó después del asesinato en la capital yemení, Saná, del ministro de Juventud y Deportes de las autoridades instaladas por los huthis en las zonas bajo su control, Hasán Zaid. Por ahora no ha habido reclamación de la autoría.

Las fuerzas leales al Gobierno yemení, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, llevan combatiendo desde finales de 2014, en una guerra que ahora se considera un conflicto de poder entre las dos principales potencias rivales de la región.

El conflicto ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan asistencia en el país, donde hay más de 20 millones en inseguridad alimentaria.

Contador