Publicado 30/10/2020 14:17CET

La coalición eleva a más de 1.400 los civiles muertos en bombardeos contra Estado Islámico desde 2014 en Siria e Irak

Imagen de archivo de militares estadounidenses.
Imagen de archivo de militares estadounidenses. - Ameer Al Mohammedaw/dpa - Archivo

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La coalición internacional que encabeza Estados Unidos ha elevado a más de 1.400 los civiles muertos en los bombardeos ejecutados desde 2014 contra el grupo yihadista Estado Islámico en Siria e Irak, según ha confirmado a través de un comunicado.

"Durante este periodo, según la información disponible, al menos 1.410 civiles han muerto de forma no intencionada por las acciones de la coalición", ha señalado, antes de detallar que desde agosto de 2014 ha ejecutado 34.917 bombardeos en estos dos países.

De esta forma, ha detallado que durante el mes de septiembre ha investigado 126 informes abiertos sobre presuntas víctimas civiles en bombardeos, de los cuales ha completado 21 y ha considerado "creíble" sólo uno de ellos.

En dicho bombardeo, ejecutado el 12 de enero de 2017 en Mosul, murieron doce civiles y diez resultaron heridos a causa de un bombardeo contra una "instalación" de Estado Islámico, que entonces mantenía el control de la ciudad.

Así, ha señalado que la coalición "sigue un rígido proceso" antes de los ataques "para garantizar que se ciñen estrictamente a las leyes en conflicto armado, mientras se intentan evitar daños colaterales". "Toda muerte accidental es trágica y seguimos comprometidos con el objetivo de adoptar todas las precauciones posibles de evitar poner a los civiles en riesgo en la persecución de un enemigo implacable", ha puntualizado.

Por otra parte, ha manifestado que "la coalición y sus fuerzas aliadas han liberado cerca de 11.000 kilómetros cuadrados de Estado Islámico, eliminando el autoproclamado califato territorial y liberando a 7,7 millones de personas de la opresión" del grupo yihadista.

"La coalición seguirá trabajando con las fuerzas aliadas para negar a Estado Islámico todo espacio físico e influencia en la región, así como para negar los recursos que necesita para un resurgimiento", ha apuntado en su comunicado.

Estado Islámico, que ya no controla territorios en Siria e Irak, ha incrementado sus actividades en los últimos meses, lo que llevó al comité encargado de hacer seguimiento a las actividades de Estado Islámico y Al Qaeda a alertar en febrero al Consejo de Seguridad de la ONU que el grupo está comenzando a reconstituirse en ambos países.