Publicado 03/06/2021 11:55CET

La coalición de Gobierno en Israel pide cambiar a presidente de la Knesset para evitar posibles obstáculos a su creación

06 May 2021, Israel, Tel Aviv: Leader of the Yesh Atid opposition centrist political party Yair Lapid holds a press conference after the Israeli President Rivlin tasked Lapid with forming the new government. Photo: Ilia Yefimovich/dpa
06 May 2021, Israel, Tel Aviv: Leader of the Yesh Atid opposition centrist political party Yair Lapid holds a press conference after the Israeli President Rivlin tasked Lapid with forming the new government. Photo: Ilia Yefimovich/dpa - Ilia Yefimovich/dpa

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La nueva coalición de partidos que ha conseguido un acuerdo para formar Gobierno en Israel ha presentado este jueves una petición para elegir a un nuevo presidente de la Knesset ante el temor de que el actual, Yariv Levin, obstaculice la formación oficial del Ejecutivo.

Según las informaciones recogidas por el diario 'The Times of Israel', los líderes del centrista Yesh Atid y el derechista Yamina, Yair Lapid y Naftali Bennett, respectivamente, están preocupados por la posibilidad de que Levin aplace la votación para la ratificación de la coalición.

La coalición ensamblada por Lapid, quien cuenta en estos momentos con el mandato para formar Gobierno, cuenta con los apoyos de 61 de los 120 parlamentarios, la mayoría más escueta posible, por lo que su objetivo es sacar adelante la votación lo antes posible para evitar cambios de opinión que den al traste con sus esfuerzos.

Un reflejo de esta situación es que Nir Orbach, uno de los parlamentarios de Yamina, ha señalado inmediatamente después de la petición para reemplazar a Levin que no apoya esta decisión, lo que podría evitar que el actual presidente de la Knesset, aliado del primer ministro en funciones, Benjamin Netanyahu, tenga que abandonar el cargo.

La situación deriva además de una disputa legal sobre cuándo sería la última jornada posible para la votación, con opciones entre el 9 de junio, una semana después del anuncio de la formación de la coalición, o el 14 de junio, siete días después de que el Parlamento proceda al anuncio del acuerdo.

Fuentes cercanas a Levin han asegurado que el presidente de la Knesset sólo permitirá que la votación tenga lugar el último día posible según la ley, en medio de los intentos del Likud por presionar a Yamina para que Bennett --antiguo aliado de Netanyahu-- rompa el acuerdo con Lapid, lo que dejaría a 'Bibi' en el cargo, tal y como ha recogido el diario 'The Jerusalem Post'.

Sin embargo, si la coalición logra reemplazar a Levin en el cargo, podría adelantar la fecha de la votación hasta el 7 de junio, con lo que intentaría reducir la posibilidad de escisiones y cambios de idea. En este sentido, la petición presentada durante la jornada contempla a Mickey Levy, un antiguo jefe de la Policía de Jerusalén y miembro de Yesh Atid, como nuevo presidente.

En este contexto, Netanyahu ha convocado una reunión de emergencia con los líderes de los partidos que forman parte del bloque derechista-ultraortodoxo que le apoyan en el Parlamento, un encuentro al que ha sido invitado Levin, según 'The Times of Israel'.

El supuesto objetivo de esta reunión, a la que han sido igualmente invitados miembros del Consejo Yesha, que opera en los asentamientos en Cisjordania, sería abordar vías para intentar impedir que el Gobierno de coalición ensamblado por Lapid sea ratificado.

El pleno del Parlamento israelí se reúne de forma tradicional los lunes, martes y miércoles de cada semana, por lo que la votación para sustituir a Levy podría tener lugar el 7 de junio, tras lo que se espera que el nuevo presidente de la Knesset adelantara la votación para ratificar la formación de la coalición de Gobierno.

AUMENTO DE LA SEGURIDAD DE BENNETT

En otro orden de cosas, el Shin Bet, los servicios de Inteligencia interior israelíes, ha anunciado que ha activado un despliegue para dar protección a Bennett, quien será investido como primer ministro en un acuerdo de rotación en caso de que el Ejecutivo sea ratificado.

A pesar de que Bennett no ha jurado el cargo y a que aún no hay respaldo parlamentario al nuevo Gobierno, el Shin Bet ha decidido dado este paso debido a los temores sobre posibles planes contra su persona ante las críticas desde el espectro derechista por su decisión de coaligarse con otros partidos para sacar del poder a Netanyahu.

El propio 'Bibi' ha cargado duramente contra el líder de Yamina por su decisión y le ha acusado de llevar a cabo "la traición del siglo" por el acuerdo. El Shin Bet ha incrementado igualmente la seguridad de Ayelet Shaked, antigua ministra y miembro de Yamina, según 'Haaretz'.

Lapid consiguió poco antes de la hora límite de la medianoche formar Gobierno en Israel, poniendo así fin a la era Netanyahu, en el cargo durante los últimos doce años. La coalición estará formada finalmente por una variopinta amalgama de partidos, como Azul y Blanco, el Partido Laborista, Yisrael Beiteinu, Meretz, y Nueva Esperanza, además de Yesh Atid, Yamina y la Lista Árabe Conjunta.

La coalición fue anunciada después de que el líder de la Lista Árabe Conjunta, Mansur Abbas, diera a última hora del miércoles su apoyo a la misma, con lo que la formación se convierte en el primer partido árabe-israelí en firmar un acuerdo para formar parte de un Gobierno en Israel.

Contador