Publicado 01/03/2021 11:39CET

Una coalición de milicias apoyada por Irán dice que el bombardeo de EEUU en Siria "pregona acontecimientos peligrosos"

Archivo - Miembros de Saraya al Salam, una de las milicias integradas en las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), que apoyan al Gobierno de Irak y reciben apoyo de Irán
Archivo - Miembros de Saraya al Salam, una de las milicias integradas en las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), que apoyan al Gobierno de Irak y reciben apoyo de Irán - Ameer Al Mohammedaw/dpa - Archivo

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), una coalición de milicias progubernamentales iraquíes apoyadas por Irán, han afirmado que el bombardeo ejecutado el 25 de febrero por Estados Unidos en Siria "pregona acontecimientos futuros peligrosos".

Las FMP han negado que sus combatientes estuvieran en territorio sirio y han recalcado que quieren lograr "toda la historia" antes de hacer comentarios. Sin embargo, han resaltado que "en contra de las informaciones estadounidenses", sus combatientes no estaban posicionados en territorio sirio.

"Anunciamos oficialmente que este ataque pregona acontecimientos futuros peligrosos y que las autoridades competentes deben cumplir su deber con las FMP, que se sacrifican en nombre de la seguridad de Irak", han señalado en su comunicado, según ha recogido la cadena de televisión kurda Rudaw.

El bombardeo se saldó con la muerte de 22 supuestos milicianos, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que indicó que el ataque había alcanzado objetivos de las FMP y la milicia iraquí Kataib Hezbolá en la provincia siria de Deir Ezzor (este).

Así, dijo que estos objetivos serían almacenes de armas que habrían entrado a Siria a través del paso de Al Qaim, situado en el área de Abu Kamal, en la frontera con Irak, después de que el Pentágono confirmara un ataque contra infraestructuras utilizadas por milicias respaldadas por Irán en el país.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, sostuvo a través de un comunicado que esta acción se ha autorizado en respuesta a "los recientes ataques contra el personal estadounidense y de la coalición en Irak", así como por las amenazas contra estos mismos efectivos.

Este supone el primer ataque militar en el extranjero autorizado por Biden, en respuesta a una serie de ataques con cohetes contra instalaciones utilizadas por estadounidenses en Irak, uno de ellos dejó una víctima mortal y seis heridos.

Las FMP fueron uno de los elementos en la lucha contra Estado Islámico en Irak, si bien ha sido acusada de violaciones y abusos en el marco de la misma, así como de estar detrás de la represión de las manifestaciones de los últimos meses en el país, que se han saldado con cientos de muertos, y de ataques contra instalaciones y objetivos internacionales.