Publicado 11/11/2020 16:41CET

Una coalición rebelde se retira de los contactos en Roma tras nuevos enfrentamientos con el Ejército de Sudán del Sur

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir
El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir - LI XUEREN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

Mueren 16 personas en enfrentamientos intercomunitarios por el robo de ganado en el centro del país

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Sudán del Sur y el rebelde Frente de Salvación Nacional (NAS) han intercambiado acusaciones tras unos combates registrados el martes en el sur del país, que han llevado a la coalición rebelde Alianza de Movimientos de Oposición de Sudán del Sur (SSOMA) a retirarse de los contactos en marcha en Roma.

El portavoz del NAS, Suba Samuel Manase, ha acusado al Ejército de lanzar una "base táctica" del grupo en el condado de Lobonok y ha agregado que los militares provocaron "una retirada táctica" de los rebeldes, según ha informado la emisora Radio Tamazuj.

"Sin embargo, las valientes fuerzas del NAS lanzaron con éxito un contraataque para lograr el control de la base y forzar a la huida al enemigo", ha señalado, antes de asegurar que al menos nueve militares murieron y que el NAS se hizo con diverso armamento tras los combates.

Así, ha denunciado que "este acto cobarde tuvo lugar en un momento en el que está en vigor el Mecanismo de Verificación y Supervisión de los Acuerdos de Transición y Alto el Fuego (CTSAMVM)", en el que participan el Gobierno y una coalición de grupos rebeldes bajo el paraguas de la SSOMA.

En respuesta, el portavoz del Ejército sursudanés, Santo Domic, ha rechazado las acusaciones de los rebeldes y ha resaltado que fue el NAS el que atacó posiciones militares en Lobonok. "Elementos del NAS atacaron una posición defensiva del Ejército", ha argüido.

"Nuestros soldados no eran conscientes de la amenaza de un ataque debido al alto el fuego y algunos vivían con sus familias en el cuartel", ha apuntado, al tiempo que ha indicado que cuatro civiles, incluidos dos niños, murieron durante los enfrentamientos.

"Nuestras fuerzas devolvieron los disparos y repelieron el ataque del NAS, matando a dos atacantes. Les encontramos en el campo de batalla con sus rifles", ha dicho Domic, quien ha reiterado el compromiso del Ejército para "resolver pacíficamente" las disputas y "respetar el acuerdo de alto el fuego, violado por el NAS".

Tras los combates, la facción liderada por Cirillo en la SSOMA ha suspendido su participación en las reuniones que están teniendo lugar en la capital de Italia, Roma, en el seno del CTSAMVM, que tiene lugar en el marco de la mediación de la comunidad de Sant'Egidio.

"La SSOMA quería informar a sus miembros, a sus seguidores, a la comunidad regional e internacional, y especialmente al pueblo de Sudán del Sur, que el presidente (Salva) Kiir y su Gobierno carecen de la voluntad política para la resolución política del conflicto", ha dicho la coalición.

De esta forma, ha acusado a las fuerzas gubernamentales de haber lanzado varios ataques contra sus posiciones, incluido el de Lobonok, desde el inicio de los contactos. "La participación de la SSOMA en esta reunión es técnica e informativa y, sobre todo, estaba destinada a generar confianza con el Gobierno y crear un ambiente adecuado para próximas negociaciones", ha argumentado.

"Por ello, y con carácter inmediato, la SSOMA suspende su participación en el taller del CTSAMVM en Roma hasta que el Gobierno de unidad nacional respete y se comprometa con el cese de hostilidades", ha dicho, si bien ha reiterado su compromiso con el proceso de paz mediado por la comunidad de Sant'Egidio.

Entre los grupos rebeldes de la SSOMA, aglutinados desde agosto de 2019 en la alianza, figuran el NAS, comandado por Thomas Cirillo, y el Frente Unido de Sudán del Sur (SSUF), liderado por el exjefe del Ejército Paul Malong. La SSOMA firmó en enero una declaración junto al Ejecutivo para comprometerse con un alto el fuego y a seguir negociando para buscar una salida al conflicto.

NUEVOS ENFRENTAMIENTOS INTERCOMUNITARIOS

Por otra parte, al menos 16 personas han muerto y cerca de 50 han resultado heridas en nuevos enfrentamientos intercomunitarios relacionados con el robo de ganado en Tonj Oriental, situado en el centro del país.

Las autoridades locales han detallado que los combates estallaron el domingo después de que miembros de la comunidad rek robaran cabezas de ganado a la comunidad luacjang en respuesta a un ataque previo por parte de estos últimos.

En respuesta, integrantes de los luacjang persiguieron a los ladrones, lo que provocó un nuevo enfrentamiento el lunes. Los combates se han saldado con la muerte de al menos seis luacjuang y diez rek, según Mabior Adeel, director ejecutivo de Luacjang Sur.

Por su parte, el secretario general del estado de Warrap, Awan Makuoch, ha confirmado los combates y ha asegurado que las autoridades estatales han dado orden a las fuerzas de seguridad para intervenir con el objetivo de reducir las tensiones intercomunitarias.

El descenso experimentado por la violencia política en el país durante los últimos meses a raíz del acuerdo de paz de 2018 --que no fue firmado por los grupos integrados en la SSOMA-- se ha visto reemplazado por una explosión de violencia intercomunitaria relacionada en parte con la inseguridad alimentaria.

Estos conflictos, asociados tradicionalmente al pastoreo, han degenerado en los últimos años a combates militares en firme por culpa de la adquisición de armamento de contrabando.

Ante esta situación, Kiir anunció a principios de julio una serie de medidas para acabar con la creciente violencia intercomunitaria, incluida una campaña de desarme a gran escala en todo el territorio con motivo del noveno aniversario de la independencia del país.

Contador