Publicado 13/11/2020 16:12CET

Una coalición rebelde vuelve a los contactos con el Gobierno de Sudán del Sur tras los combates en el sur del país

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir
El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir - LI XUEREN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

La coalición rebelde Alianza de Movimientos de Oposición de Sudán del Sur (SSOMA) ha anunciado su vuelta a los contactos con el Gobierno en Roma, tras retirarse de los mismos el martes en respuesta a unos combates en el sur del país entre el Ejército y una de las formaciones que la integran.

La SSOMA anunció su salida de un taller de trabajo del Mecanismo de Verificación y Supervisión de los Acuerdos de Transición y Alto el Fuego (CTSAMVM) en Roma a raíz de los enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas y el Frente de Salvación Nacional (NAS), encabezado por Thomas Cirillo.

La delegación rebelde resaltó que "cualquier ataque contra un miembro es un ataque contra la alianza", si bien la delegación gubernamental ha confirmado que los trabajos de mediación han llevado a su vuelta a la mesa, según ha informado la emisora sursudanesa Eye Radio.

Así, el jefe de la delegación de Yuba, Barbaba Marial Benjamin, ha resaltado que los rebeldes "han acudido al taller y se ha continuado el diálogo, especialmente en lo relativo a los detalles sobre el mecanismo por el cual la SSOMA será parte del CTSAMVM.

"Me gustaría informar al pueblo de Sudán del Sur de que el grupo de trabajo técnico está progresando de forma exitosa y que tanto el Gobierno como la SSOMA están cooperando a la hora de intentar hacer avanzar el proceso", ha resaltado. "Ha sido una discusión maravillosa y está yendo sin problemas", ha remachado.

La decisión de la SSOMA llegó después de que el NAS y el Ejército intercambiaran acusaciones en torno a los enfrentamientos, que tuvieron lugar en el condado de Lobonok. El portavoz del NAS, Suba Samuel Manase, denunció un ataque de las Fuerzas Armadas, que achacaron lo sucedido a una ofensiva rebelde.

Manase indicó que los militares atacaron una "base táctica del grupo y agregó que "las valientes fuerzas del NAS lanzaron con éxito un contraataque para lograr el control de la base y forzar a la huida al enemigo". Asimismo, aseguró que al menos nueve militares murieron y que el NAS se hizo con diverso armamento tras los combates.

En respuesta, el portavoz del Ejército sursudanés, Santo Domic, dijo que fue el NAS el que atacó posiciones militares en Lobonok. "Elementos del NAS atacaron una posición defensiva del Ejército", arguyó, al tiempo que señaló que habían muerto cuatro civiles, incluidos dos niños.

"Nuestros soldados no eran conscientes de la amenaza de un ataque debido al alto el fuego y algunos vivían con sus familias en el cuartel", apuntó. "Nuestras fuerzas devolvieron los disparos y repelieron el ataque del NAS, matando a dos atacantes", zanjó.

Entre los grupos rebeldes de la SSOMA, aglutinados desde agosto de 2019 en la alianza, figuran el NAS, comandado por Thomas Cirillo, y el Frente Unido de Sudán del Sur (SSUF), liderado por el exjefe del Ejército Paul Malong. La SSOMA firmó en enero una declaración junto al Ejecutivo para comprometerse con un alto el fuego y a seguir negociando para buscar una salida al conflicto.

El Gobierno de unidad en Sudán del Sur echó a andar en febrero, tras la materialización del acuerdo de paz firmado en 2018 por el presidente, Salva Kiir, y el principal líder rebelde, Riek Machar, quien fue nombrado nuevamente como vicepresidente, cargo que ocupaba antes de la guerra civil.

Sin embargo, aún quedan algunos puntos importantes pendientes para la aplicación del acuerdo de paz, incluidos la unificación y despliegue de las fuerzas de seguridad conjuntas y la reconstitución del Parlamento, organismo que estará a cargo de poner en marcha las reformas acordadas en 2018 entre las partes.

Contador