Colombia.- Unos 220.000 efectivos de Policía y Ejército velarán por la seguridad en los comicios del domingo

Actualizado 23/05/2006 22:40:40 CET

Gobernadores y alcaldes podrán decretar el toque de queda o cortar el tráfico en su territorio para preservar la seguridad

BOGOTA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Unos 220.000 miembros de la Policía y el Ejército velarán por el normal desarrollo de los comicios generales que se celebrarán este domingo en Colombia, según confirmó hoy el ministro de Defensa del país, Camilo Ospina.

"Hemos dado órdenes expresas y todas las fuerzas están listas para que todos los colombianos tengan la seguridad de poder asistir a las elecciones sin ser molestados y con la protección de la fuerza pública", sostuvo Ospina, quien apuntó que, con ello, están dadas todas las condiciones para que la jornada electoral del domingo se desarrolle sin inconvenientes, informó la agencia Prensa Latina.

Por su parte, el comandante de las Fuerzas Militares, general Carlos Alberto Ospina, precisó que las autoridades militares cubrirán el 99% de los sitios donde se instalarán puntos de votación.

Asimismo, el director de la Policía Nacional, general Jorge Daniel Castro, aseguró que la institución dispuso de la totalidad de su personal operativo y de unos 15.000 funcionarios de oficina y estudiantes para el servicio de seguridad electoral.

"Se han desocupado absolutamente todas las oficinas y las escuelas de formación con oficiales y suboficiales que se han trasladado a los puntos de más cuidado del país", refirió Castro.

DECRETO PARA LA SEGURIDAD

La decisión de la Fuerza Pública coincide que un decreto gubernamental acerca de diversas medidas destinadas a garantizar la normalidad el día del sufragio, que prohíbe llevar armas en todo el territorio nacional desde este viernes, 26 de mayo, hasta el miércoles 31 de mayo, así como la venta y consumo de bebidas alcohólicas desde primera hora de este sábado hasta primera hora del lunes, 29 de mayo.

Con el objeto de prevenir posibles alteraciones de orden público, los gobernadores departamentales y los alcaldes municipales podrán decretar el toque de queda en sus respectivos territorios. Asimismo, las autoridades podrán restringir la circulación de vehículos, embarcaciones y motocicletas, durante el tiempo que estimen conveniente.

Durante el día de elecciones se prohíbe toda clase de propaganda, manifestaciones, comunicados y entrevistas con fines político-electorales, a través de la radio, prensa y televisión, así como la propaganda móvil, estética o sonora, refiere el decreto. Además, el día de las elecciones no se podrán colocar nuevos carteles para difundir propaganda electoral.

Por otra parte, las estaciones de radio se deben mantener, a disposición de las autoridades durante la campaña electoral y por lo menos 30 días después de las elecciones, la grabación completa de todos los programas que se transmitan. El incumplimiento de las normas dictadas en este decreto será sancionado, de acuerdo al caso, por las autoridades competentes.