Actualizado 09/02/2006 16:56:31 +00:00 CET

Colombia.- AI denuncia ataques contra periodistas, candidatos y funcionarios que ponen en peligro los próximos comicios

LONDRES, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional (AI) denuncia las agresiones y amenazas emitidas contra periodistas, candidatos electorales y funcionarios públicos en Colombia, una circunstancia que, a su juicio, coarta la libertad de expresión en Colombia y ponen en peligro la celebración de las elecciones parlamentarias del 12 de marzo así como las presidenciales del 28 de mayo.

Según los últimos datos obtenidos por AI y publicados hoy en su último informe, estos colectivos corren peligro de cara a las dos próximas citas electorales y en especial los periodistas, sometidos a presión para no sacar a la luz ciertas informaciones relativas a la violación de Derechos Humanos. AI ha detectado incluso casos de asesinato de profesionales de la información por estos motivos.

Esta situación ha desembocado en que los periodistas solamente se ocupar de dar la información oficial, se autocensuran o evitan viajar a las zonas de conflicto, pro lo que los sucesos que allí acaecen quedan impunes ante la opinión pública.

El clima de tensión ha provocado asimismo la dimisión y el abandono de candidatos y trabajadores institucionales. También se han registrado asesinatos de estos trabajadores a manos de guerrillas y grupos paramilitares.

"La impunidad está en el mismo núcleo del conflicto colombiano. Saber que los autores de violaciones de Derechos Humanos eludirán la justicia disuade a las víctimas de denunciar. Como consecuencia, los periodistas temen informar, los candidatos temen hacer campaña y los funcionarios electos temen gobernar", afirma Amnistía Internacional.

En el informe se expresa asimismo preocupación por la influencia que tanto paramilitares como guerrilleros intentan ejercer sobre el proceso electoral. "Es legítimo que combatientes desmovilizados, sean paramilitares o guerrilleros, participen en política, pero sólo una vez que hayan abandonado las armas de manera irrefutable", recalca.

Amnistía lamenta que "el Estado, al no resolver el problema de la impunidad, y las partes en conflicto, al no respetar el derecho internacional humanitario, hacen que la labor de periodistas, candidatos y autoridades sea más peligrosa o imposible" en algunos casos, reza el texto.