Colombia.- AI exige a los grupos armados que pongan fin a todos los secuestros

Actualizado 03/04/2012 20:03:17 CET

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional (AI) ha resaltado este martes la necesidad de que todos los grupos guerrilleros de Colombia "se comprometan seriamente a poner fin al secuestro de civiles y a la toma de rehenes", tras la liberación el lunes de 10 uniformados que permanecían en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde la década de los noventa.

Aunque Marcelo Pollack, investigador de AI sobre Colombia, ha reconocido que la liberación de este lunes "supondrá un alivio para los ex cautivos y para sus seres queridos, después de un suplicio que ha durado más de un decenio", ha advertido de que persiste "la angustia inimaginable de los familiares de los cientos de civiles que presuntamente siguen en manos de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional (ELN)".

Los seis policías y cuatro soldados puestos en libertad eran los últimos miembros de las fuerzas de seguridad colombianas que el grupo guerrillero mantenía en cautiverio. Mientras, la organización no gubernamental País Libre afirma que las FARC aún tienen en su poder a unos 400 civiles. Alrededor del 75 por ciento de ellos fue secuestrado para pedir un rescate, práctica que, según afirmaron las FARC en febrero, iba a terminar.

"Aunque el compromiso de las FARC de poner fin a los secuestros extorsivos de civiles es positivo, no es suficiente. Deben comprometerse a abandonar todos los secuestros y la toma de rehenes y a liberar a todos los civiles que aún tienen en su poder", ha sostenido Pollack, al instar a los grupos guerrilleros a revelar el paradero de los que murieron o fueron asesinados en cautiverio.

También ha exigido que las FARC y el ELN se comprometan "de forma inmediata y sin condiciones a poner fin definitivamente a todos los demás abusos de Derechos Humanos y violaciones del Derecho Internacional humanitario, como el homicidio deliberado de civiles, la diseminación de minas terrestres y el uso de niños soldados".

El comunicado de AI recuerda que según las estadísticas oficiales, en 2011 hubo 305 secuestros, más que los 282 registrados en 2010. Si bien la mayoría está atribuida a bandas de delincuentes, los grupos guerrilleros fueron los responsables de la mayor parte de los secuestros relacionados con el conflicto armado colombiano.

El 26 de noviembre, el Gobierno de Juan Manuel Santos informó de que las FARC habían ejecutado a cuatro miembros de las fuerzas de seguridad a los que habían mantenido en su poder durante al menos 12 años.

Asimismo, AI señala que los grupos paramilitares y las fuerzas de seguridad, actuando por su cuenta o en conjunto, también son responsables de delitos previstos por el Derecho Internacional, como homicidios ilegítimos, desapariciones forzadas, violencia sexual y desplazamientos forzosos.