Colombia.- Arranca el operativo para la liberación de Solórzano y Sanmiguel

Actualizado 16/02/2011 18:16:23 CET

BOGOTÁ, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una misión humanitaria partió este miércoles a un punto de la selva establecido por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para recibir al mayor de la Policía Guillermo Solórzano y el cabo Salín Sanmiguel, quienes podrían ser liberados en las próximas horas.

Uno de los helicópteros Cougar, facilitados por las Fuerzas Armadas de Brasil, salió alrededor de las 11.30 horas (16.30 horas en la España peninsular) desde el aeropuerto Bonilla Aragón de Palmira en la ciudad de Cali, en el departamento de Valle del Cauca (suroeste) a un lugar de la selva colombiana, informaron medios locales.

Este operativo pondrá fin al proceso de liberación de dos concejales y tres uniformados anunciado por las FARC en diciembre pasado. Solórzano, secuestrado en junio de 2007, y Sanmiguel, en mayo de 2008, iban a ser entregados el domingo pero la misión humanitaria no pudo continuar porque, al parecer, hubo un error en las coordenadas que suministró la guerrilla sobre el lugar donde estarían con los oficiales.

Las operaciones militares fueron suspendidas a las 21.00 horas del martes (03.00 horas del miércoles en España) en la zona donde las FARC entregarán finalmente a estos dos rehenes. Al igual que en días anteriores, esta misión humanitaria es encabezada por la ex senadora Piedad Córdoba.

El operativo comenzó el pasado miércoles con la entrega del concejal de San José del Guaviare (centro), Marcos Baquero, en Villavicencio, Meta (centro), a la que siguieron el viernes la de su colega José Armando Acuña, y la del infante de Marina Henry López Martínez, en Florencia, Caquetá (sur); y el domingo la del patrullero Carlos Alberto Ocampo en Ibagué, Tolima (oeste), pese a que esta última no estaba prevista.

EXPLICACIÓN DE LAS FARC

En un comunicado divulgado esta semana, las FARC han explicado que la liberación del domingo no se produjo por razones que están "investigando" y han criticado "la descalificación y la ligereza" con la que autoridades del Gobierno se han referido a este fallido operativo.

"Reiteramos la decisión de cumplir el compromiso público del Secretariado del Estado Mayor Central, de entregar directamente" a Córdoba y al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) a Solórzona y Sanmiguel, "una vez se reiteren por parte del Gobierno nacional las garantías acordadas en los protocolos", reza el texto.

En cambio, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha fustigado la actitud asumida por la guerrilla en el desarrollo de las liberaciones de los dos uniformados, proceso que ha calificado como "una verdadera farsa".