Colombia.- El candidato Horacio Serpa enviará a sus hijos al extranjero por el "grave peligro" que corren

Actualizado 07/05/2006 13:58:20 CET

BOGOTA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato presidencial colombiano Horacio Serpa Uribe, del opositor Partido Liberal, enviará al extranjero a sus hijos debido a los "graves peligros" que corren los familiares de los protagonistas de la campaña electoral.

Serpa explicó que adoptó esta decisión ante las primeras conclusiones de la investigación sobre el asesinato de Liliana Gaviria, hermana del ex presidente César Gaviria (1990-94), cometido el pasado 27 de abril en la ciudad de Pereira (Risaralda).

Según la Policía Nacional, la empresaria murió en un intento de secuestro, con fines políticos, a manos de presuntos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según informa la emisora local RCN.

El plan guerrillero fue divulgado el viernes por el jefe de la Dirección de Policía Judicial (Dijín), el general Óscar Naranjo, tras indicar que los investigadores lograron identificar a cinco presuntos responsables del crimen.

"Estas últimas revelaciones confirman que hay graves peligros, muchísimas amenazas que ya no son solamente para los aspirantes, los protagonistas de la actividad política, sino también para sus familiares, sus parientes, sus personas allegadas", advirtió Serpa.

Asimismo, el candidato admitió que ello le llena de "incertidumbre", porque quiere decir que "las FARC están tratando de echarles mano a los parientes de los protagonistas de la política para presionar un canje (de secuestrados por rebeldes presos)".

Serpa explicó que gestiona el traslado a otro país de sus hijos Sandra y Horacio José Serpa Moncada, mientras que su esposa, Rosita, permanecerá en Bogotá. La pareja tiene otra hija, Rosita, quien está radicada en el exterior.

Por su parte, el vicepresidente colombiano, Francisco Santos, afirmó que la salida del país de los hijos del candidato presidencial es una "decisión personal" que respeta pero que nunca ha comunicado al Gobierno de Alvaro Uribe, que aspira a la reelección.

Si el candidato Liberal hubiera considerado esos riesgos y los hubiese comunicado, el Ejecutivo estaría listo para hacer una evaluación y habría tomado las medidas del caso.