Actualizado 30/04/2018 11:11 CET

El candidato liberal Humberto de la Calle alerta de que Colombia se dirige "al abismo de la guerra"

Humberto de la Calle
JAIME SALDARRIAGA / REUTERS - Archivo

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El candidato del Partido Liberal a la Presidencia de Colombia, Humberto de la Calle, ha alertado este domingo de que el país se dirige "al abismo de la guerra" y ha acusado al Gobierno, la oposición y la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), partido surgido de la extinta guerrilla, de estar "tirando el proceso de paz".

El exjefe del equipo negociador del Gobierno colombiano ha lamentado la situación que atraviesa el país y ha asegurado que las decisiones tomadas están afectado al acuerdo de paz, según ha recogido la emisora local Caracol Radio.

"Están tirando la paz. Así, en castellano. Sin hipocresía. Se está tirando la paz", ha aseverado De la Calle tras señalar que tanto el senador Álvaro Uribe Vélez como el candidato presidencial Iván Duque "están construyendo un tejido de falacias y odios que ha conducido a buena parte de la población a la nostalgia de la guerra".

Después de indicar que tanto el Centro Democrático como Cambio Radical están obstaculizando la aprobación de las leyes para la paz, De la Calle ha insistido en que la FARC tampoco ha mostrado "la empatía suficiente hacia los colombianos", lo que afecta a la implementación del acuerdo.

"Al Gobierno se le ha quedado grande la implementación y está sucediendo lo que no podía pasar. Por este camino vamos ciegamente hacia la guerra con los ojos cerrados", ha explicado.

"Es el momento de rectificar, el momento de reparar estas circunstancias en pro de evitar caer nuevamente en una confrontación tan sanguinaria como la que ha vivido Colombia", ha manifestado.

En relación con la renuncia del 'número dos' del partido surgido de la antigua guerrilla de las FARC, Iván Márquez, a su escaño en el Senado para evitar que las investigaciones sobre narcotráfico que rodean a su entorno salpiquen a la nueva formación política, el candidato presidencial ha aseverado que "la Justicia colombiana es la que debe examinar a fondo las pruebas".

Márquez se ha visto afectado por la detención de su antiguo compañero de armas 'Jesús Santrich', que fue detenido el pasado 10 de abril en Bogotá, la capital del país, por una orden de Interpol emitida a petición de Estados Unidos, que le acusa de conspirar para introducir cocaína en el país después de la firma del acuerdo de paz en Colombia, el 24 de noviembre de 2016.

El 'número dos' del partido ha lamentado esta nueva crisis en el proceso de paz y ha instado al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a actuar para impedir que se desmorone. "Realmente hay muchas cosas que deben cambiar. Nosotros queremos hacer política para hacer los cambios", ha reivindicado.

El Gobierno y las FARC acordaron una amnistía general para todos los delitos relacionados con el conflicto armado, a excepción de los crímenes internacionales --que no se pueden amnistiar-- y para ellos crearon la JEP, que contempla sanciones y penas más favorables que la justicia ordinaria.

La JEP se aplica a todos los actores del conflicto armado --guerrilleros, agentes del Estado y terceros que hayan colaborado de alguna manera en las hostilidades-- pero solo por los delitos más graves cometidos durante la guerra y hasta la firma del acuerdo de paz.