Actualizado 03/07/2015 19:50:04 +00:00 CET

Colombia tardará más de una década en revertir el daño ambiental causado por los atentados de las FARC

Ecopetrol vertido petróleo Colombia FARC
Foto: TWITTER/ECOPETROL_SA

BOGOTÁ, 3 Jul. (Reuters/EP) -

   El ministro de Ambiente de Colombia, Gabriel Vallejo, ha asegurado que el país podría tardar hasta 15 años en recuperarse del daño al medio ambiente causado por los atentados perpetrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) contra la infraestructura petrolera.

   La guerrilla ha intensificado en las últimas semanas su ofensiva contra policías y militares en respuesta al fin de la tregua unilateral que regía desde el 20 de diciembre y que suspendió el 22 de mayo por un ataque del Ejército contra un campamento del Frente 29 en Cauca.

   En medio de la escalada de violencia, las FARC dinamitaron hace dos semanas el oleoducto Transandino, situado en el departamento de Nariño, en el suroeste de Colombia, provocando un derrame de 10.000 barriles de crudo que contaminaron el río Mira y una parte de la costa Pacífica.

   "Es una irracionalidad, una locura. Estamos frente a la peor tragedia ambiental que ha tenido este país en los últimos 15 o 20 años", ha dicho Vallejo en una entrevista concedida a la agencia de noticias británica Reuters.

   El ministro ha explicado que "se han causado daños ambientales irremediables que no vamos a poder solucionar", entre los que ha mencionado "la contaminación de fuentes hídricas". "Hay unas zonas que podemos demorar entre 10 y 15 años", ha apuntado.

   Vallejo ha incidido también en los daños ambientales y económicos. El ataque ha dejado sin agua potable a 160.000 habitantes del puerto de Tumaco, que previamente estuvo varios días sin electricidad por otro atentado guerrillero.

   A ello se suman las 7.000 familias que viven de la pesca y que se han quedado sin trabajo, al menos temporalmente. Las imágenes de la prensa colombiana muestran peces empapados de crudo y una gran mancha negra río abajo.

"CONSECUENCIAS NO DESEADAS"

   Las FARC han reconocido la autoría del ataque lamentando que "haya tenido terribles y no deseadas consecuencias", según las palabras de Carlos Antonio Lozada, uno de los negociadores de la insurgencia en La Habana.

   "Esto nos obliga a pensar que debemos esforzarnos por buscar soluciones urgentes a una confrontación cuyo escalamiento ha sido responsabilidad principal del Estado", dijo, insistiendo en la necesidad de declarar una tregua bilateral.