Publicado 21/10/2020 08:15CET

Colombia.- Conceden la libertad condicional al exjefe del DAS Noguera Cotes acusado de vínculos con los paramilitares

Colombia.- Conceden la libertad condicional al exjefe del DAS Noguera Cotes acus
Colombia.- Conceden la libertad condicional al exjefe del DAS Noguera Cotes acus - COLPRENSA/RODRÍGUEZ PENAGOS, SANDRA PATRICIA

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un juzgado de Bogotá ha concedido la libertad condicional al antiguo director del ya desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) de Colombia Jorge Aurelio Noguera Cotes, tras cumplir tres quintas partes de la condena de 25 años de prisión que le impuso el Supremo en 2011 por un delito de homicidio y otro de escuchas ilegales en connivencia con los grupos paramilitares.

La Justicia por entonces decretó que Noguera Cotes había colaborado, apoyado y financiado a organizaciones criminales entre 2002 y 2006 cuando ejercía de director del DAS, por lo que fue condenado por varios delitos, entre ellos el de homicidio, concierto para delinquir, revelación de secretos de seguridad nacional, y falsedad y destrucción documental, recuerda la prensa colombiana.

Noguera Cotes, detenido desde 2008, fue condenado en 2011 a 25 años de prisión por el Tribunal Supremo de Colombia por su responsabilidad en el homicidio del sociólogo e investigador Alfredo Correa de Andreis, asesinado el 17 de septiembre de 2004 por orden del líder paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias 'Jorge 40', quien estos días está retenido por las autoridades tras cumplir una pena por narcotráfico en Estados Unidos.

A la espera de que alguna de las autoridades colombianas, ya sea la Policía, la Fiscalía, o instituciones penitencias (INPEC) informen sobre alguna orden de búsqueda y captura adicional contra él, Noguera Cotes abandonará la prisión tras cumplir poco más de los 17 años de los 32 que se le impusieron en un principio por sus diversos delitos.

Hasta 2011, cuando el expresidente Juan Manuel Santos (2020-2018) decidió suprimir la institución, el DAS funcionaba como el organismo estatal encargado de la Inteligencia y Contrainteligencia.

Sin embargo, su participación en los escándalos de las 'chuzadas', escuchas ilegales, y de la parapolítica, poniendo al DAS al servicio de los grupos paramilitares durante el Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010), motivaron su desaparición.