Publicado 13/04/2021 20:24CET

Colombia.- Condenado a 20 años de cárcel uno de los agentes implicados en la muerte de Javier Ordóñez en Colombia

Archivo - Una pintada contra la Policía  de Bogotá en Colombia.
Archivo - Una pintada contra la Policía de Bogotá en Colombia. - Chepa Beltran/VW Pics via ZUMA W / DPA - Archivo

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Juan Camilo Lloreda, uno de los dos agentes de la Policía de Colombia implicados en la muerte del abogado Javier Ordóñez el pasado 9 de septiembre, ha sido condenado a 20 años de prisión tras declarase culpable de homicidio y torturas.

La investigación contra el otro agente de Policía vinculado, Harby Rodríguez, irá a juicio. Ambos fueron destituidos e inhabilitados durante 20 años a finales de octubre, al haber sido hallados responsables de homicidio y abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto.

La muerte de Ordóñez en dependencias policiales generó una ola de indignación en las principales ciudades del país contra la violencia policial. Las manifestaciones acabaron en enfrentamientos con las autoridades, a las que se responsabiliza de otros trece homicidios durante aquellos días de protestas.

Lloreda ha acabado aceptando un acuerdo previo con la Fiscalía, declarándose culpable y comprometiéndose a pedir perdón públicamente y así evitar una pena de prisión que podría haber sido de hasta 40 años, detalla el diario 'El Espectador'.

Por su parte, Rodríguez ha apostado por seguir adelante con el proceso penal en su contra, puesto que a pesar de que será enjuiciado por los mismos delitos, lo será en calidad de coautor, ya que fue Lloreda quien torturó golpeó a Ordóñez hasta causarle la muerte.

"Juan Camilo Lloreda brutalmente le causó las lesiones al señor Ordóñez, que le produjeron la muerte. Mientras que su compañero Harby Damián Rodríguez colaboró, incluso para sujetándole por los pies, tal como quedó registrado en las imágenes", señaló el pasado mes de octubre la Procuraduría cuando se anunció que ambos serían expulsados del cuerpo policial.

"La retención y conducción de Javier Ordóñez fue un acto arbitrario e injusto porque los patrulleros violaron el Código de la Policía e hicieron uso de un arma de fuego y una pistola taser sin ser necesario", concluyó el informe.

Contador