Colombia.- Congresistas proponen la cadena perpetua para los autores de asesinatos, secuestros o abuso sexual a menores

Actualizado 20/06/2006 18:18:30 CET

BOGOTA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los congresistas electos David Luna y Simón Gaviria, que asumirán sus cargos el próximo 20 de julio, anunciaron que propondrán una reforma a la Constitución colombiana que autorice la imposición de cadena perpetua a los culpables de asesinato, secuestro o abusos sexuales a menores de 14 años de edad.

Ambos consideran que en el país hay "fallos" en las sanciones por delitos graves contra los niños y citaron el caso de Luis Alfredo Garavito quien, a pesar de haber sido condenado a prisión por el secuestro, abuso sexual y asesinato de al menos 140 menores, podría salir de la cárcel en unos cuatro años.

Según Luna, quienes sean condenados por esos delitos no deberían tener los beneficios de reducción de penas, una apreciación que coincide con el juicio de los psiquiatras en el caso de Garavito, considerado un psicópata sin posibilidad de recuperación cuya salida de la cárcel podría ser un peligro para la sociedad.

En Colombia, donde no existe la pena de muerte ni la cadena perpetua, hay un extenso régimen de rebaja de penas aplicable a cualquier tipo de condena independiente del delito cometido, que va desde la confesión del hecho por el acusado pasando por el estudio, la buena conducta del preso o su trabajo en la cárcel.

Por su parte el congresista Gaviria señaló que "es necesario endurecer las penas para garantizar los derechos de los niños" y recordó que muchas personas que salen de prisión vuelven a delinquir, según declaraciones recogidas por la emisora local 'RCN Radio'.

Garavito, sobre quien pesan 64 condenas, pagaría un máximo de 31 años de prisión porque el régimen jurídico colombiano acumula las condenas y no las suma, como sucede en otras naciones. Sobre ese tiempo de condena se aplican todas las rebajas de pena contempladas en la ley, según lo decida un juez de ejecución de penas, que podrían significar, en el caso de Garavito, hasta 20 años menos de cárcel.