Publicado 19/05/2021 01:29CET

Colombia.- El Congreso cita al ministro de Defensa a un debate de moción de censura en el marco de las protestas

Archivo - El ministro de Defensa colombiano, Diego Molano
Archivo - El ministro de Defensa colombiano, Diego Molano - Chepa Beltran/VW Pics via ZUMA W / DPA - Archivo

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Representantes de Colombia ha citado para el próximo martes, 25 de mayo, al ministro de Defensa, Diego Molano, a un debate de moción de censura por un presunto uso excesivo de la fuerza por partes de las fuerzas de seguridad y autoridades en el marco de las protestas que vive el país desde hace casi tres semanas.

La mesa directiva de la Cámara ha dado a conocer esta información añadiendo que Molano tendrá que responder por la militarización de las calles "sin el lleno de requisitos en las manifestaciones de los últimos días, hechos que podrían generar consecuencias que comprometan sus funciones como ministro", informa 'El Espectador'.

En esta ocasión, la oposición que ha solicitado la moción defiende que "es necesario que el Congreso utilice todos los mecanismos legales y constitucionales para enfrentar esta situación y lo que se tiene que hacer inmediatamente es sacar al señor Molano del Ministerio de Defensa", ya que el país "vive una masacre a manos de la Fuerza Pública", ha lamentado el representante Inti Asprilla, recoge 'El Tiempo'.

No es el primer proceso de moción de censura en el que se ha visto involucrado Molano desde que arrancaron las manifestaciones en Colombia, ya que el pasado 4 de mayo se presentó una solicitud de moción de censura en el Senado contra el representante de Defensa.

Tras el debate de la próxima semana, según la legislación colombiana, la Cámara de Representantes tendrá un máximo de diez días para votar si los argumentos presentados son suficientes para que Molano siga en el cargo.

Por otro lado, este martes la Procuraduría General colombiana ha anunciado que trabaja en 71 investigaciones a integrantes de la Policía Nacional por presuntas violaciones a los Derechos Humanos, algo que se suma a las nueve acciones disciplinarias que ya se han emprendido contra agentes de la fuerza pública.