Actualizado 17/12/2013 20:58 CET

El Consejo de Estado condena al Gobierno por los perjuicios causados en la zona de despeje de El Caguán

BOGOTÁ, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Estado ha emitido este jueves una orden al Gobierno colombiano para que proceda al pago de 8.000 millones de pesos (alrededor de 3,1 millones de euros) al Fondo Ganadero del Meta por los "perjuicios causados" al organismo durante los tres años que estuvo en vigor la zona de despeje en El Caguán, establecida por el Gobierno de Andrés Pastrana para intentar llegar a un acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La sentencia se refiere al robo de más de 6.600 cabezas de ganado al fondo durante dicho periodo, y en la misma el tribunal ha sostenido que los mismos tuvieron lugar a causa de "una evidente falla del servicio" del Gobierno al no garantizar la seguridad, según ha informado el diario colombiano 'El Tiempo'.

"Aún cuando la situación de orden público era grave con anterioridad al anuncio y posterior puesta en marcha de la zona de despeje, la sala encuentra que la situación se agravó con dicha medida, al punto de que el hurto de los semovientes se produjo como consecuencia del actuar de los miembros del grupo armado al margen de la ley amparados fácticamente en las decisiones que adoptó el Gobierno", ha dicho en su sentencia.

"No sobra recalcar que el Ejército, por orden del Gobierno, abandonó los municipios de Mesetas y La Uribe el 1 de noviembre de 1998, es decir, poco más de dos meses antes del inicio de la zona de despeje", ha agregado.

En junio, el Consejo de Estado condenó al Gobierno en un caso similar por el robo por parte de las FARC de 3.282 cabezas de ganado a la familia de Ismael Díaz Gaitán, quien fue acusado por la guerrilla de tener vínculos con los paramilitares y quien fue asesinado en 2003 en su vivienda en Neiva.

La zona de despeje estuvo en vigor entre enero de 1999 y febrero de 2002 en 42.000 kilómetros cuadrados que comprenden los municipios de San Vicente del Caguán, Vista Hermosa, La Macarena, La Uribe y Mesetas, en el departamento de Caquetá (sur).

El entonces presidente, Andrés Pastrana, declaró esta zona de despeje con el fin de facilitar el diálogo de paz con la guerrilla. Tras el fracaso de las negociaciones, el entonces presidente ordenó a las Fuerzas Armadas recuperar este territorio.

La experiencia de esta zona de despeje ha llevado al actual presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a negarse a declarar un alto el fuego bilateral, al considerar que ello serviría solamente para fortalecer a las FARC, si el proceso de paz fracasa.