Colombia.- Córdoba pide que la liberación de Moncayo y Calvo se produzca después de las legislativas del 14 de marzo

Actualizado 24/02/2010 21:18:41 CET

BOGOTÁ, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La senadora del opositor Partido Liberal, Piedad Córdoba, solicitó este miércoles que la liberación del sargento Pablo Emilio Moncayo y del soldado Daniel Josué Calvo, secuestrados por las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC) se produzca entre el 15 y el 20 de marzo, después de los comicios legislativos del día 14 del mismo mes, para evitar una utilización electoralista de dicho proceso.

La política explicó que esta petición se debe a que el propio Gobierno no permitirá que la liberación de los dos militares se produzca antes de los comicios del 14 de marzo para evitar las acusaciones de proselitismo político que desde hace unas semanas esgrime la oposición en contra del Ejecutivo y de Córdoba.

"Esta noche (miércoles) nos reuniremos para redactar un documento que pida que las liberaciones se efectúen entre el 15 y 20 de marzo luego que se realicen la elecciones para evitar que el Gobierno diga que estamos convirtiendo las liberaciones en algo político-electoral", dijo Córdoba en una entrevista exclusiva a Telesur.

En esta reunión también se revisarán algunos puntos del protocolo de seguridad para el proceso de liberación de los rehenes que ya fue entregado y aprobado por las FARC y del que solo falta perfilar los últimos flecos relacionados con la logística de la operación.

"Tenemos que analizar todo el proceso, pues sería muy arriesgado que se pusiera en peligro la vida de la gente que va a trabajar en las liberaciones y más si existen grupos que son extranjeros", aclaró la senadora en referencia a la participación de una comisión brasileña en la liberación de los uniformados.

En este sentido, Córdoba informó de que la Embajada de Brasil en Bogotá ha exigido un pronunciamiento a la guerrilla en el que verifique su aprobación sobre la participación de un grupo de militares de este país que proporcionarán el soporte técnico para que se produzca la entrega de los dos rehenes.

Con este respaldo formal a la intervención de la comisión brasileña como garante del proceso, la senadora pretende evitar malos entendidos que dificulten la liberación, pese a que la Iglesia Católica colombiana ya anunció la semana pasada que tanto el grupo armado como el presidente, Álvaro Uribe, aceptan dicha colaboración.

Asimismo, Córdoba exigió a la guerrilla que comunique lo más rápido posible las coordenadas exactas donde se llevará a cabo la entrega de los secuestrados y las personas que integrarán el grupo encargado de recibirlos, además de las ya referidas por las FARC y entre las que se encuentran representantes de Cruz Roja Internacional y del Gobierno brasileño y la propia senadora.

En concreto, exigieron la participación de Córdoba por su experiencia en otros procesos de liberación y por su función al frente del grupo humanitario 'Colombianos y Colombianas por la Paz' que desde hace año reivindica la puesta en libertad de los secuestrados por la guerrilla y los grupos paramilitares.

En 2009, las FARC anunciaron la puesta en libertad de los dos militares, de los 24 que tiene en su poder, para lo que exigió la participación activa de Córdoba, del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR), de la Iglesia Católica y del profesor Gustavo Moncayo, padre de Pablo Emilio, conocido como 'el caminante por la paz'.

El cabo Moncayo es el prisionero más antiguo de las FARC, secuestrado en diciembre de 1997, mientras que el soldado Calvo es el más reciente, ya que permanece retenido desde abril de 2009. Durante su liberación se entregarán también los restos mortales del policía Julián Guevara, fallecido mientras se encontraba en cautiverio en el 2006, tras ocho años de secuestro.