Colombia.- El Defensor del Pueblo de Colombia reclama "acciones inmediatas" para proteger a los indígenas del Cauca

Publicado 04/11/2019 18:44:58CET
Protesta en Bogotá por los asesinatos de indígenas en Cauca (Colombia)
Protesta en Bogotá por los asesinatos de indígenas en Cauca (Colombia) - REUTERS / LUISA GONZALEZ

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo de Cauca (sur), Jair Muñoz, ha reclamado este lunes al Gobierno de Iván Duque "acciones inmediatas" para proteger a los pueblos indígenas que viven en este departamento colombiano donde en la última semana se han registrado una serie de ataques que han dejado ocho muertos.

"Se tienen que tomar acciones inmediatas porque no se puede seguir poniendo en riesgo la vida de los indígenas, los líderes (comunitarios) y la población civil", ha dicho Muñoz en una entrevista concedida a Blu Radio.

En concreto, ha pedido un "ataque frontal contra los grupos delincuenciales" que operan en Cauca, entre ellos las disidencias de las FARC, a las que se atribuyen los recientes ataques.

Los últimos asesinatos se produjeron el domingo en Toribio. Hombres armados dispararon al líder indígena Jesús Mestizo cerca de su casa y Alex Vitonás, un indígena de 18 años que no ejercía funciones de liderazgo fue encontrado muerto con signos de violencia. En este municipio ya fueron asesinados la semana pasada seis indígenas. Además, en las últimas horas el coordinador de la guardia indígena de Tacueyó, también en Toribio, ha escapado ileso de otro ataque.

"La situación en el Cauca se recrudece", ha denunciado vía Twitter la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC). Así las cosas, el presidente colombiano, Iván Duque, ha vuelto a viajar este lunes a Cauca, desde donde se espera que haga nuevos anuncios. La semana pasada, tras un Consejo de Seguridad celebrado allí, Duque anunció el despliegue adicional de 2.500 miembros de las fuerzas de seguridad.

Colombia sufre una ola de violencia desde la firma en 2106 del acuerdo de paz con las FARC debido, principalmente, a la pugna entre grupos rivales por apoderarse de los negocios de la antigua guerrilla, tales como el narcotráfico, la extorsión o la minería ilegal. La Fiscalía ha indicado que los ataques en Cauca buscan boicotear la acción de la Guardia Indígena, que pretende proteger el territorio de la infiltración de los grupos armados.

Para leer más