Publicado 21/02/2021 13:48CET

Colombia.- Denuncian el asesinato de otro guerrillero desmovilizado en Colombia

Archivo - Helicópteros militares en Chocó, Colombia
Archivo - Helicópteros militares en Chocó, Colombia - GETTY - Archivo

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Partido de los Comunes, heredero político de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ha denunciado el asesinato de uno de los antiguos integrantes de la guerrilla, José Paiva Virguez, en el departamento de Meta, al sur de Bogotá.

Paiva fue tiroteado cuando se encontraba en la vereda El Cafre del municipio de Puerto Concordia, según el Partido de los Comunes. "Recibimos con mucha tristeza la noticia del asesinato de nuestro compañero José", ha publicado la formación política.

"Con él suman ya 259 firmantes de la paz asesinados, en un exterminio sistemático", ha apuntado la senadora del PC, Sandra Ramírez, mientras el propio partido ha lamentado el hecho de tener que "reportar este tipo de noticias mínimo una vez a la semana".

"Una vez más exigimos al Gobierno del presidente Iván Duque que nos responda por estos hechos y brinde las garantías reales de vida para poder cumplir con nuestro compromiso político, adquirido con la firma de los acuerdos de paz en la Habana", ha apuntado Ramírez.

COMBATES EN CHOCÓ

Por otra parte, las autoridades han declarado el estado de calamidad pública en Alto Baudó, en el departamento de Chocó, debido a los desplazamientos de personas provocados por los enfrentamientos entre el Clan del Golfo y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El alcalde de Alto Baudó, Ulises Palacios, ha pedido en declaraciones a Caracol Radio más presencia de las Fuerzas de Seguridad para garantizar la seguridad y evitar más desplazamientos.

Palacios ha asegurado que en 2020 hasta 2.893 familias huyeron por la violencia y otras 1.310 fueron confinadas, lo que supone que cerca del 70 por ciento de la población del municipio resultó afectada. "Este año, hemos tenido el primer desplazamiento. Este viernes, 51 familias huyeron para buscar refugio, unas 290 personas", ha explicado.

"Estos enfrentamientos están en el resguardo de los ríos en Alto Baudó. Las comunidades están manifestando que hay artefactos explosivos y los grupos armados no los dejan salir a buscar su alimento a las parcelas ni recolección en el río. ¡Imagínese cómo está la situación de calamitosa!", ha relatado Palacios.