Actualizado 11/03/2011 04:10 CET

Colombia.- Denuncian los primeros casos de presiones a políticos por parte de criminales de cara a las municipales

BOGOTÁ, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Misión de Observación Electoral en Colombia ha denunciado las presiones recibidas por los políticos en seis departamentos del país de parte de las bandas criminales, los grupos paramilitares y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para controlar las elecciones municipales que se celebrarán en octubre.

Según recoge su informe, en Cauca (suroeste) hay una fuerte presencia de guerrilla y bandas; en Meta (centro) es mayor la de estas últimas; en Chocó (oeste) han aumentado los conflictos entre ambas; en Tolima (centro) destaca la alianza entre grupos de narcotraficantes; en Arauca (este) hay un pacto de colaboración entre las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN); y en Antioquia (norte) ya ha comenzado la violencia política, recoge Caracol Radio.

Los acuerdos temporales entre los grupos armados ilegales que operan en el país se han convertido en algo habitual en los últimos años, debido al aumento de la presión policial y militar, que ha conseguido expulsarlos de las zonas urbanas, adonde pretenden volver.

Como parte de este fenómeno, han surgido las bandas criminales, consideradas las sucesoras de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), grupo del que se desmovilizaron unos 32.000 paramilitares de extrema derecha en el marco de un proceso de paz que tuvo lugar entre 2003 y 2006, durante el gobierno de Álvaro Uribe.

En el último año, han sido las responsables de 14 de las 20 masacres cometidas en el país. En la actualidad están presentes en el 75 por ciento de su territorio, con un importante despliegue en 152 municipios pertenecientes a 28 de los 32 estados colombianos.