Publicado 28/01/2021 07:06CET

Colombia.- Desestiman los intentos de Uribe por perder su calidad de imputado en el caso de manipulación de testigos

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe.
El expresidente de Colombia Álvaro Uribe. - SEBASTIAN BARROS SALAMANCA / ZUMA PRESS / CONTACTO

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Bogotá ha desestimado este miércoles una tutela presentada por el expresidente de Colombia Álvaro Uribe (2002-2010) para que se le retirara su condición de imputado en el proceso que se adelanta en su contra por presunta manipulación de testigos.

De acuerdo con el tribunal, la tutela presentada por la defensa de Uribe "es improcedente", por lo que la Fiscalía, que había avalado dicho mecanismo, tiene de plazo hasta finales de febrero para definir una acusación en su contra, o bien archivar el proceso.

El caso se remonta al año 2012 cuando Uribe demandó al senador por el Polo Democrático Iván Cepeda por un supuesto delito de manipulación de testigos para relacionarle con escuadrones paramilitares de extremaderecha. Sin embargo, el proceso giró de manera inesperada cuando el Tribunal Supremo no sólo archivó la causa por falta de pruebas, sino que abrió una investigación contra el expresidente conservador por ese mismo crimen y por otro de fraude procesal.

El Supremo sostuvo que los testimonios de antiguos paramilitares que recogió Cepeda en algunas cárceles acusando a Uribe de favorecer o de tener nexos con esos grupos no fueron producto de manipulación ni de pagos.

Desde entonces, se abrieron dos investigaciones contra Uribe, una por presuntamente presionar a antiguos paramilitares para que declararan contra Cepeda y otra por presionar al miliciano Juan Guillermo Monsalve para que se retractara en lo que lo vincula con el nacimiento de las Autodefensas en Antioquia, grupo que desmovilizó en su Gobierno en 2006.

Cepeda ha mencionado vía Twitter la decisión del tribunal y ha celebrado que la justicia haya declarado improcedente "este desesperado recurso" con el que Uribe "buscaba eludir" sus responsabilidades.

Uribe, cuya figura divide al país, tiene más de medio centenar de procesos abiertos en su contra por diversos delitos, en su mayoría vinculados a grupos paramilitares, como las investigaciones por supuestas omisiones para impedir una masacre cometida por estos escuadrones en 1996, cuando ejercía como gobernador del departamento de Antioquia, y que no avanza desde 2014.