Publicado 21/09/2021 18:52CET

Colombia.- Duque desconfía del diálogo del Gobierno de Venezuela con la oposición y pide en la ONU "elecciones libres"

El presidente de Colombia, Iván Duque.
El presidente de Colombia, Iván Duque. - EDUARDO MUNOZ-POOL/GETTY IMAGES

Pide a la comunidad internacional fortalecer el multilateralismo sanitario

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha aprovechado su comparecencia este martes ante la Asamblea General de Naciones Unidas para arremeter una vez más contra el Gobierno de Venezuela, desconfiando de la última serie de diálogos que Caracas mantiene con la oposición en México y pidiendo "elecciones libres".

"Hay que decirlo claramente, los diálogos entre el gobierno interino de Venezuela, que encarna la resistencia democrática y la narcodictadura, si bien dan algunas esperanzas, no nos permiten ser ingenuos", ha dicho Duque.

"El único desenlace efectivo de ese encuentro es la convocatoria cuanto antes de elecciones presidenciales, libres, transparentes y con una minuciosa observación internacional. Cualquier salida que perpetúe el oprobio dictatorial, permita al régimen ganar tiempo, agudizará el mayor desastre humanitario que conoce nuestro continente", ha enfatizado el presidente colombiano.

En ese sentido, Colombia, asegura, "sin ser un país rico y con un enorme coste fiscal, atiende la mayor crisis migratoria que golpea el planeta, la de millones de venezolanos que huyen de la infamia", por lo que ha pedido a la comunidad internacional que "movilicen los desembolsos" a los que se han comprometido.

"El fin de la dictadura es el único camino viable para el bienestar del pueblo venezolano, debe ser, sobre todo, el propósito de la acción internacional", ha enfatizado el presidente colombiano, al tiempo que alababa la gestión de su Gobierno para alcanzar "la paz con legalidad" en el conflicto armado.

"El frágil acuerdo de paz firmado en 2016 con el grupo terrorista FARC tiene hoy progresos significativos que permiten ver solidez en el proceso de reincorporación que están entrando en la legalidad, como lo ha comprobado Naciones Unidas", dice Duque, quien apunta que "en los tres años" de su Gobierno "se ha avanzado más que en los veinte meses de la implementación" del pacto.

Apunta hacia el narcotráfico como el principal enemigo de la paz y al resto de grupos armados que operan en Colombia, como las disidencias y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) como responsables de los asesinatos de líderes campesinos y ambientales, así como de los guerrilleros que se han acogido al acuerdo de paz.

Aún con todo, ha celebrado que durante su Gobierno se han reducido el número de secuestros y homicidios y se haya llevado a cabo la eliminación de amplias áreas de cultivos ilícitos.

MULTILATERALISMO SANITARIO

El presidente colombiano ha comenzado su intervención ante la Asamblea General apelando a la solidaridad internacional en materia sanitaria para combatir la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus.

Duque ha afeado a las grandes potencias haber dejado de lado el multilateralismo sanitario y avanzar en la equidad en el reparto de las vacunas, pues tal y como ha recordado, mientras algunas naciones hacen acopio "para seis o siete veces su población", e incluso hablan de una tercera dosis de refuerzo, otras naciones apenas han comenzado a vacunar.

"Si se mantienen atrasos en la distribución equitativa de vacunas para todas las naciones, nos exponemos como humanidad, a que nuevas variables, puedan atacarnos con mayor ferocidad. La inmunidad global requiere de la solidaridad para que no exista acaparamiento de unos frente a la necesidad de otros", ha reclamado.

Para combatir los estragos del coronavirus, Duque ha asegurado que su Gobierno "ha puesto en marcha la más ambiciosa agenda social de este siglo y, tal vez, de la historia" de Colombia, enumerado una serie de medidas como la "renta básica de emergencia", el nuevo subsidio de desempleo, la devolución del IVA, educación universitaria gratuita y su reforma fiscal, que a tantos colombianos sacó a la calle el pasado mes de mayo para protestar.

"Logramos la más importante reforma social de este siglo en Colombia y la aprobación de la más importante reforma fiscal, en materia de recaudación, que llega al 1,8 por ciento de nuestro PIB, fortaleciendo, con ello, la regla fiscal de endeudamiento y la reducción del déficit, estableciendo una senda para estabilizar las finanzas públicas y asegurar una amplia red de protección social", ha dicho.

ENDEUDAMIENTO

Duque ha alertado de que las agencias de riesgo están evaluando con "criterios y ojos prepandémicos" a muchos países en desarrollo que han aumentado su endeudamiento y su déficit fiscal sin haber tramitado todavía las reformas fiscales necesarias para pagar los gastos de emergencia.

Por ello, ha pedido ante la Asamblea de Naciones Unidas, un "consenso mundial" liderado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y "los bancos multilaterales de desarrollo" para establecer nuevos criterios de riesgo de mínimo fiscal durante la etapa de reactivación económicas tras la pandemia, en caso contrario, "podría producirse una crisis de deuda y con ello más retrocesos globales".

La crisis climática ha sido también el otro punto que ha abordado, comprometiéndose para los próximos años y con la Agenda 2030 a reducir, entre otras cosas, un 50 por ciento de sus emisiones, la neutralidad del carbono para 2050, desarrollar políticas verdes, poner fin a la deforestación y defender de manera incondicional el Amazonas.

Por último también ha puesto en valor la labor de la Policía, "patriótica y comprometida", después de que en los últimos meses haya estado en el punto de mira de la comunidad internacional por las presuntas violaciones contra los Derechos Humanos durante las recientes protestas en el país.

Sin embargo, matiza que "la lucha contra el crimen y la consolidación de la paz con legalidad demanda que sigamos avanzado en la nula tolerancia frente a cualquier conducta de un miembro de la Fuerza Pública contrario a la Constitución y la ley".

"Tenemos una Fuerza Pública patriota y comprometida y su mandato es obrar con la Constitución en la mano", dice el presidente colombiano, quien se agarra a la democracia como "antídoto" que pueda atender cualquier amenaza que busque el odio.