Publicado 20/08/2021 02:27CET

Colombia.- Duque también se opone a la creación de un "comando" especial para criminales migrantes en Bogotá

Archivo - El presidente de Colombia, Iván Duque.
Archivo - El presidente de Colombia, Iván Duque. - CHEPA BELTRAN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, se ha posicionado en contra de la creación de un "comando" especial para combatir criminales migrantes en la ciudad de Bogotá y ha asegurado que "no es correcto hacer una segmentación" pues las autoridades deben combatir el crimen sin importar la nacionalidad.

"Extranjero, migrante que esté en Colombia que viole la Ley colombiana, será expulsado de nuestro país y si tiene además estatus migratorio, pues será también procesado en las instancias judiciales pertinentes", ha aclarado el presidente, según recoge Caracol Radio.

Así, se ha mostrado en contra de esta propuesta de crear un "comando" especial para migrantes, y ha defendido que "la labora de las autoridades es perseguir a todos los delincuentes, sean nacionales o extranjeros"

Este jueves Migración Colombia ya se ha posicionado en contra del "comando" anunciado por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, y ha descartado la posibilidad de que esta unidad se materialice.

"La creación de comandos o de mecanismos de conjunto de autoridad, incluyendo Migración Colombia y Policía, es una competencia exclusiva del Gobierno, del presidente Duque, como cabeza de las Fuerzas Armadas", ha señalado el director del organismo, Juan Francisco Espinoza, que ha zanjado que "no hay ninguna creación de este tipo de mecanismo", recoge 'El Espectador'.

Espinoza, en una entrevista con Caracol Radio, ha puntualizado que Duque ha establecido "relaciones fraternas con los migrantes" y ha matizado que "la inseguridad hay que combatirla sin distinción de nacionalidad". "La inseguridad en Colombia no nació con los migrantes", ha continuado, antes de remarcar el "no definitivo" a la creación del "comando".

López ha anunciado la creación de esta unidad en colaboración con la Policía. El "comando" trabajaría para investigar, capturar y juzgar a extranjeros que "desafortunadamente están siendo un factor de inseguridad en la ciudad". La iniciativa ha levantado revuelo por la generalización de los migrantes y porque, según algunas voces, puede implicar xenofobia.

Ante la negativa de Migración Colombia, la alcaldesa de Bogotá ha manifestado que respeta la decisión, aunque no la comparte porque, a su juicio, es la falta de identificación la que no permite juzgar a estas personas cuando son detenidas por algún crimen.

"La nacionalidad nada tiene que ver con la criminalidad, pero la impunidad sí incrementa la criminalidad y la inseguridad", ha insistido López a través de su cuenta en la red social Twitter, donde ha incidido en que "los criminales no van a hacer fila en Migración para que los identifiquemos y juzguemos". "Tenemos que salir, identificarlos y capturarlos para juzgarlos", ha remachado.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también ha expresado su rechazo a la creación de la unidad. En Twitter, ha recordado que "los mensajes y políticas públicas que califican a las personas migrantes como delincuentes promueven la estigmatización y animadversión" hacia este colectivo.

LÓPEZ Y LOS MIGRANTES

No es la primera polémica de López a cuenta de los migrantes en Bogotá. A principios de año, la alcadesa aseguró que "una minoría" de los migrantes son "profundamente violentos" que "matan para robar". En aquella ocasión, se refirió específicamente a los migrantes venezolanos.

Las cifras oficiales muestran que hay poco más de 97.000 personas detenidas en Colombia, y menos del 1,8 por ciento de ellos son de nacionalidad venezolana.

Según los datos de Migración Colombia, a 31 de octubre de 2020, había más de 1,7 millones de ciudadanos venezolanos en Colombia, de los que 770.000 estaban en situación regular. Bogotá, Cúcuta, Barranquilla, Medellín y Cali son las ciudades colombianas con más presencia de migrantes venezolanos.

Colombia acoge a más del 37 por ciento de los 4,6 millones de venezolanos que viven en América Latina y el Caribe después de haberse visto forzados a dejar su país.