Actualizado 06/06/2006 12:40:00 +00:00 CET

Colombia.- Envían un paquete bomba falso al ex vicepresidente Bell, actual director del El Heraldo de Barranquilla

BOGOTA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía localizó ayer un paquete bomba falso enviado al domicilio del ex vicepresidente y ex ministro de Defensa Gustavo Bell, que en la actualidad trabaja como director del diario 'El Heraldo' de Barranquilla, capital del departamento del Atlántico.

El paquete fue enviado al edificio de la capital del Atlántico, donde reside Bell, de 49 años, quien fue vicepresidente durante la administración de Andrés Pastrana y durante ese mandato se desempeñó también como ministro de Defensa, informa la prensa local.

Portavoces de la Policía señalaron que el paquete, al parecer una carta-bomba o un libro-bomba, llamó la atención de los vigilantes del edificio. Se trataba de una caja que contenía unos cables y un reloj que simulaban un artefacto explosivo, además de unos sufragios.

"No se trata, para que quede claro ante la ciudadanía, de amenazas terroristas. No se trata de artefactos explosivos; simplemente son elementos que los simulan con amenazas personales", afirmó el subcomandante de la Sijín, el mayor Cancio Bolaños.

Además, confirmó que un paquete similar fue recibido por Armando Benedetti el sábado, según el hijo del ex ministro, quien manifestó que se trató de un "sufragio bomba" que tenía todos los dispositivos de una bomba, pero no estaba acondicionado para ser activado.

Las autoridades redoblaron la vigilancia al director del diario local El Heraldo ante las amenazas recibidas, y asignaron escoltas al ex ministro de Comunicaciones, Armando Benedetti, padre del actual representante a la Cámara y senador uribista, Armando Benedetti.

"Estamos en las investigaciones de rigor en coordinación con la Fiscalía", comentó el mayor, quien agregó que hasta el momento se ha detectados que los paquetes los envía una misma persona a través de una agencia de correos, pero sin ahondar en detalles.

En diciembre de 2002 el senador Germán Vargas Lleras, que más tarde fue presidente del Congreso, resultó herido al estallar una agenda-bomba enviada por presuntos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a su despacho.