Colombia.- España envió a un alto cargo de Exteriores a La Habana para apoyar el proceso de paz entre Bogotá y ELN

Actualizado 27/10/2006 15:07:22 CET

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero envió al director general para Iberoamérica dentro del Ministerio de Asuntos Exteriores, Javier Sandomingo, a La Habana para expresar el apoyo de España al recién iniciado proceso de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), según explicaron fuentes diplomáticas a Europa Press.

La declaración conjunta de Bogotá y el ELN de ayer definió como países que garantizarán las negociaciones de paz a España, Suiza y Noruega, mientras que en calidad de acompañantes se contará a Suecia, Holanda, Canadá e Italia.

Sandomingo regresará mañana a España para informar al ministro, Miguel Ángel Moratinos, y a la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, de sus gestiones en la capital cubana en las negociaciones entre el Gobierno de Álvaro Uribe y la segunda de las guerrillas en importancia de Colombia.

Bogotá y el ELN anunciaron ayer en un comunicado conjunto el final de la fase exploratoria de conversaciones, cuyos resultados califican de "positivos", y el inicio formal de un proceso de paz, en el que dos de los ejes principales definidos por las partes será la creación de un ambiente para la paz y la prudencia durante las negociaciones.

"Hemos evaluado de manera constructiva el trabajo adelantado durante la fase formal exploratoria que permite entregar al país una balance positivo para la continuidad del proceso", indicaron el Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, y el comandante del ala militar del ELN, Antonio García.

Ante un nutrido grupo de periodistas, diplomáticos y funcionarios cubanos, ambas partes anunciaron el "establecimiento formal de la mesa (de negociación); acompañamiento de la comunidad internacional; inicio de la creación de un ambiente para la paz; inicio de la participación de la sociedad, y prudencia para favorecer el diálogo".

Sin embargo, las partes no especificaron los puntos contenidos en el llamado "acuerdo base" y tampoco el lugar donde se desarrollará la mesa de negociación.

En cuanto a los ejes del acuerdo que se destacan en el "ambiente para la paz y participación de la sociedad", el Gobierno de Álvaro Uribe ha venido insistiendo en un cese de hostilidades. El ELN, por su parte, demanda la convocatoria de una convención nacional para debatir problemas sociales que la segunda guerrilla más importante de Colombia estima son las causas del conflicto armado.

A Cuba y Venezuela, naciones que han facilitado la logística para realizar las rondas exploratorias que comenzaron en diciembre del pasado año, se les confirió un estatus especial para que sigan apoyando los diálogos.

SITUACIÓN ACTUAL DEL ELN

El ELN fue fundado en 1964 inspirado en la revolución cubana y en la teología de la liberación. En actualidad, tendría menos de 3.500 combatientes, según cifras que se manejan en Colombia, ya que en los últimos años, este grupo armado ha ido perdiendo importantes bastiones en el noreste del país en combates con los militares y en roces con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la principal guerrilla del país andino.

Las fuentes de financiación del ELN se basaban principalmente en la extorsión a las multinacionales petroleras y en los secuestros, prácticas que también ha ido abandonando.

Uribe llegó al poder en 2002 con la promesa de doblegar militarmente a las guerrillas izquierdistas mediante un aumento de la tamaño y potencia de las Fuerzas Armadas. Bajo su primer gobierno logró al desmovilización de 30.000 paramilitares de extrema derecha gracias a una ley de amnistía, y su segundo mandato, que comenzó el pasado agosto, cuenta con el inicio de un proceso de paz con el ELN, que en los últimos 15 años ha estado a las puertas de establecer diálogos con varias administraciones pero no fueron concretadas.