Un exjefe de seguridad de Uribe se declara culpable de colaborar con los paramilitares

Actualizado 21/08/2012 17:30:10 CET

BOGOTÁ, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El general retirado Mauricio Santoyo Velasco, quien fue jefe de seguridad del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), se ha declarado culpable ante un tribunal de Estados Unidos de colaborar con los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Santoyo Velasco, de 53 años, se entregó a comienzos de julio en la sede de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) en Bogotá y, posteriormente, fue trasladado a territorio norteamericano, donde ha comparecido ante el Tribunal Federal del Distrito Este de Virginia, que el pasado mayo le imputó formalmente.

"Esta importante acusación responsabiliza a un individuo malhechor que abandonó su deber de proteger a los colombianos para servir a sus propios intereses y a los de los traficantes de drogas y terroristas", ha señalado el fiscal Neil H. MacBride, según citan los medios locales.

Según las investigaciones, entre los años 2000 y 2008, Santoyo Velasco habría aprovechado su posición como alto oficial de la Policía para colaborar en las operaciones de tráfico de droga de las AUC y la llamada 'Oficina de Envigado', organización creada en la década de los ochenta por el fallecido capo de la droga Pablo Escobar Gaviria.

Gracias a esta colaboración, las organizaciones criminales pudieron enviar toneladas de droga a Estados Unidos y ayudar a otros cárteles de la droga en México y Centroamérica, según denuncia la acusación.

En una declaración escrita, el general retirado admitió haber aceptado entre 2001 y 2008 dinero de algunos paramilitares a cambio de información sobre los operativos que tenían previsto poner en marcha las fuerzas de seguridad, lo cual habría permitido a las AUC llevar adelante una serie de actos ilícitos.

"Durante esa conspiración, altos miembros de las AUC y sus aliados entregaron importantes sobornos al acusado a cambio de ayudarlos en sus operaciones, que incluían actos de terrorismo y narcotráfico", destaca la declaración firmada por Santoyo Velasco, difundido por los medios colombianos.

Se espera que la sentencia sea leída a finales de noviembre. Las investigaciones contra el exjefe de seguridad de Uribe comenzaron a partir de las declaraciones de tres antiguos cabecillas de las AUC que están siendo procesados en Estados Unidos, entre ellos, el conocido paramilitar Salvatore Mancuso, quienes han mencionado a Santoyo Velasco como colaborador en varias operaciones ilegales.

Santoyo Velasco fue jefe de seguridad de Uribe y colaborador de su campaña electoral entre los años 2002 y 2006, después de ocupar importantes cargos en la Policía Nacional.

REACCIÓN DEL GOBIERNO

La ministra colombiana de Exteriores, María Ángela Holguín, ha calificado de "lamentable" la declaración de Santoyo Velasco y ha dicho que espera que la participación del general retirado en los hechos que se investigan en Estados Unidos se pueda esclarecer pronto.

"La verdad creo que no hay mucho que comentar salvo decir que es lamentable que un general tenga que estar en una situación como esta", ha expresado Holguín en una rueda de prensa.