Actualizado 03/07/2012 18:55:08 +00:00 CET

Colombia.- El exjefe de seguridad de Uribe se entrega en EEUU para enfrentar acusaciones de narcotráfico

BOGOTÁ, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Mauricio Santoyo Velasco, general retirado y exjefe de seguridad del expresidente de colombiano Álvaro Uribe, se ha entregado este martes a las autoridades de Estados Unidos para responder por las acusaciones que le vinculan con cárteles de la droga y grupos armados.

Santoyo Velasco se presentó en la sede de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) en Bogotá y, posteriormente, fue trasladado a territorio norteamericano, donde deberá comparecer ante un tribunal en Virginia que la semana pasada emitió una orden de captura en su contra.

Según las investigaciones, entre los años 2000 y 2008, Santoyo Velasco habría aprovechado su posición como alto oficial de la Policía para colaborar en las operaciones de tráfico de droga de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y la llamada 'Oficina de Envigador', organización creada en la década de los ochenta por el fallecido capo de la droga Pablo Escobar Gaviria.

Gracias a esta colaboración, las organizaciones criminales pudieron enviar toneladas de droga a Estados Unidos y ayudar a otros cárteles de la droga en México y Centroamérica.

Fuentes citadas por medios locales precisan que el general retirado contactó con los funcionarios de la DEA el pasado fin de semana para anunciarles su disposición de entregarse, pero con el único objetivo de demostrar su inocencia. Dos de sus abogados le han acompañado en todo este proceso.

El fiscal estadounidense a cargo del caso, Neil McBride, ha asegurado que Santoyo Velasco tenía conocimiento de que estaba colaborando con el tráfico de drogas hacia Estados Unidos. Su acusación ha sido sustentada en una documentación clasificada que ha entregado al tribunal.

Santoyo Velasco no sólo habría aceptado sobornos de narcotraficantes y paramilitares, sino que también hizo supuestamente interceptaciones telefónicas ilegales a fin de obtener información para esas organizaciones criminales, lo que le habría permitido identificar a personas que posteriormente fueron asesinadas.

Santoyo Velasco fue jefe de seguridad de Uribe entre los años 2002 y 2006, después de ocupar importantes cargos en la Policía Nacional.