Actualizado 04/07/2015 8:02:10 +00:00 CET

Las FARC acusan al Gobierno de "revictimizar" por negarse a declarar un alto el fuego bilateral

Piden el inicio de las investigaciones sobre el paramilitarismo

BOGOTÁ, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han insistido este martes, al inicio del 29º ciclo de conversaciones del diálogo de paz, en la necesidad de declarar un alto el fuego bilateral, denunciando que, al negarse a ello, el Gobierno "revictimiza" a los afectados por el conflicto.

"Negar el cese al fuego bilateral que reclaman las víctimas del conflicto pretextando que dichas treguas son aprovechadas por las FARC para fortalecerse política y militarmente, es una forma de revictimizarlas", ha dicho la guerrilla en un comunicado.

En estos casi dos años de diálogo de paz, el grupo armado ha declarado cuatro treguas unilaterales: dos con motivos de las fiestas navideñas y otras tantas por las últimas elecciones presidenciales, celebradas en dos tandas entre mayo y junio.

En cada ocasión, las FARC animaron al Gobierno a seguir sus pasos y acordar así un alto el fuego bilateral, pero el Ejecutivo de Juan Manuel Santos se ha negado argumentando que el cese de las operaciones militares fortalecería a la guerrilla.

Así, han destacado que, a pesar de que "han manifestado su voluntad de convenir con el Estado un armisticio que evite continuar el derramamiento de sangre, la negligencia del Gobierno es la que ha conducido a que se sigan presentando combates".

A este respecto, han recordado la emboscada perpetrada el pasado 16 de septiembre por guerrilleros de las FARC contra una patrulla policial en el departamento de Córdoba, que acabó con la vida de siete agentes y que, según la Policía Nacional, fue llevada a cabo en complicidad con el 'Clan Úsuga', como se conoce a la banda criminal 'Los Urabeños'.

"El mentiroso general de la Policía Nacional, Rodolfo Palomino, una vez conocida la noticia de la contienda esparció la especie de que la acción había sido ejecutada conjuntamente por las FARC y Los Urabeños", ha denunciado.

Las FARC, que ya han desmentido esta supuesta alianza con 'Los Urabeños', han apuntado, por su parte, que "la patrulla policial fue atacada cuando se movilizaba a asaltar unidades guerrilleras en el Alto San Jorge, en desarrollo de la exigencia incoherente de sus superiores jerárquicos de arreciar las acciones de guerra en medio de unas conversaciones de paz".

"Una vez más la Policía y el Ministerio de Defensa victimizan la verdad y logran hacer creer sus mentiras a personas bien informadas como lo es el presidente de la Conferencia Episcopal", han lamentado las FARC.

"Déjennos avanzar en paz en la construcción del acuerdo de paz. Dejen la perfidia de cercar con sospechas a la parte contendiente en diálogo generando desconfianza. Actúen con coherencia, no le hagan daño al proceso con mentiras y versiones fraudulentas. Dejen de victimizar la verdad", han pedido.

COMISIÓN DE LA VERDAD

Por otro lado, las FARC han reiterado la urgencia de "abordar cuanto antes lo estipulado en el número siete del punto tres sobre el fin del conflicto, que precisa, que dentro de un proceso integral y simultáneo, debe procederse con el esclarecimiento del fenómeno del paramilitarismo".

La guerrilla ha considerado que "si ha empezado la marcha definitiva hacia el fin del conflicto colombiano, debe empezar también la del esclarecimiento de la verdad, y lo lógico es que no se demore más la resolución de un problema nodal como es el del surgimiento y el accionar nocivo de las estructuras paramilitares, independientemente del nombre que se les quiera dar".

"Sin el fin del paramilitarismo y sin el esclarecimiento de su origen y sus responsables, sería imposible cerrar las páginas sangrientas de nuestra historia escritas por la mano criminal de la guerra sucia y se haría incierto el fin del conflicto en el que estamos empeñados y haciendo nuestros mejores esfuerzos", han argumentado.

A tal efecto, han propuesto "abrir todos los archivos". "Que se desclasifiquen y se levanten las prohibiciones legales encubridoras de máximos responsables, que se impida la destrucción de archivos que ha venido ocurriendo, y que los fiscales expliquen al país por qué las graves denuncias de los jefes paramilitares han sido arrojadas a los basurales de la indiferencia y del olvido calculado", han exigido.

DIÁLOGO DE PAZ

Desde el 8 de octubre y el 19 de noviembre de 2012 en Oslo y La Habana, respectivamente, Gobierno y FARC llevan a cabo un diálogo de paz basado en una agenda de seis puntos para poner fin a más de cinco décadas de conflicto armado, en las que han muerto 600.000 personas.

Tras seis meses de intensas negociaciones, finalmente el 26 de mayo de 2013 las partes pactaron sobre desarrollo agrario y rural, el primer punto de la agenda y el más importante para la guerrilla, ya que sobre él pivota toda su lucha armada.

El segundo acuerdo del proceso de paz llegó el pasado 6 de noviembre, sobre participación política. Los puntos clave son el compromiso para crear un estatuto de la oposición, que establezca sus derechos, deberes y garantías, y una reforma electoral, que incluye circunscripciones transitorias.

A ellos se suma un tercer acuerdo alcanzado el pasado 16 de mayo sobre el problema de los cultivos de drogas ilícitas, por el cual las FARC se han comprometido a romper todos sus vínculos con el narcotráfico, una de sus principales fuentes de financiación.

Las partes iniciaron el pasado 12 de agosto las conversaciones sobre el reconocimiento y la reparación a las víctimas, tema al que seguirán el abandono de las armas y el mecanismo de refrendación del acuerdo final de paz.