Actualizado 12/07/2012 20:08:38 +00:00 CET

Las FARC entregarán a la Cruz Roja el cadáver de uno de los militares muertos al caer su avión

BOGOTÁ, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entregarán al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) el cadáver de uno de los dos militares que murieron al caer a tierra desde el avión Súper Tucano en el que viajaban.

Una comisión del CICR conformada por Ángela Bertini, Erika Tovar y William Betancur recibirán los cadáveres del teniente Andrés Serrano y el suboficial Oscar Castillo, según informa la emisora local Caracol Radio.

Serrano y Castillo murieron el miércoles después de que el avión Súper Tucano de la Fuerza Aérea Colombiana se precipitara a tierra en la zona montañosa de Jambaló, concretamente en un terreno entre las veredas San Antonio y Paletón, en el departamento de Cauca (suroeste).

El avión de guerra y la tripulación formaban parte del Comando Aéreo de Transporte Militar número tres con sede en Cali, que participaba en operaciones contra la guerrilla.

El comandante de la Fuerza Aérea, general Tito Saúl Pinilla, ha señalado que uno de los cuerpos fue encontrado en el lugar del siniestro y el otro está en manos de las FARC, en una zona que habrían minado para evitar el acceso a militares. Según ha dicho, la guerrilla se ha comprometido a entregar el oficial fallecido al CICR.

Los cadáveres serán trasladados a la sede de la Cruz Roja en la ciudad de Popayán (Cauca) y después serán entregados formalmente a sus familiares en la base militar Fidel Suárez en Cali, capital del departamento de Valle del Cauca (suroeste), precisa la emisora.

María Cristina Rivera, asesora de comunicación del CICR, confirmó a los medios locales que decidieron enviar representantes a la zona después de que guerrilleros contactaran con esa organización para solicitar algún tipo de ayuda que no ha sido revelada, señala el diario local 'El Espectador'.

UN ACCIDENTE

Varias versiones han surgido en torno a este hecho. Pinilla ha dejado claro que la hipótesis que manejan es que el Súper Tucano se precipitó a tierra a consecuencia de un posible fallo técnico y que uno de los cuerpos fue encontrado por las FARC.

Los militares "mueren a causa del accidente, un cuerpo está al lado del avión con el CICR y el otro, no sabemos por qué, se lo llevaron las FARC", ha destacado. "Nosotros partimos de la hipótesis de un accidente, que debe ser investigado y eso es lo que haremos", ha sentenciado.

Un guerrillero aseguró que la columna Jacobo Arenas de las FARC derribó la aeronave, pero Pinilla desmintió de inmediato la información y pidió no hacer especulaciones hasta que apareciera la aeronave y pudieran hacer un análisis de la situación.

Rebeldes entregaron a los medios locales fotografías de la zona donde cayó el avión militar y donde se puede ver la foto del técnico primero Oscar Raúl Moncaleano, quien según la Fuerza Aérea, viajaba en la aeronave accidentada.