Actualizado 09/11/2012 20:34 CET

Colombia.- Las FARC prometen abandonar las armas si éstas "pierden su razón de ser" y se resuelven "causas de la guerra"

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han defendido que "siempre" han buscado "una salida negociada al conflicto social y armado" y, a menos de una semana del arranque de las conversaciones de paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos en La Habana, han adelantado que abandonarán las armas si éstas "pierden su razón de ser" y se resuelven "causas de la guerra".

Las FARC han respondido a un cuestionario del periódico ecuatoriano 'El Telégrafo' a través del cual plantean que "la guerra nunca ha sido un fin para los guerrilleros". Por tanto, "si dejan de existir las causas que hicieron tronar las armas, estas se silenciarán y no tendrán ninguna utilidad", explica la guerrilla en la entrevista, que dice aglutinar opiniones de los líderes Iván Márquez, Ricardo Téllez, Jesús Santrich, Marcos Calarcá y Andrés París.

Representantes de las FARC y del Gobierno de Santos comenzarán el próximo día 15 en La Habana las conversaciones de paz que sucederán al encuentro mantenido en Oslo a mediados de octubre. Las dos partes han celebrado esta semana una reunión preliminar para preparar el foro de la capital cubana, que supondrá la primera negociación desde hace más de una década.

Entre los acuerdos que deben discutir, figura el posible fin de las FARC como guerrilla armada, aunque los líderes del grupo han advertido de que no debe darse por descontado. "Llegaremos a acuerdos sobre dejación de las armas cuando éstas pierdan su razón de ser al resolver las causas de la guerra".

Sobre la posible reintegración de los guerrilleros, las FARC se preguntan: "¿Y en virtud de qué artilugio estamos nosotros por fuera de la sociedad?".

En este sentido, defienden su condición de "fuerza beligerante" frente a la de "terroristas", ya que "la imputación de terroristas no se la creen ni los mismos que la han achacado". Durante la entrevista, la guerrilla se erige en defensor de "la bandera de la paz" al tiempo que justifica la lucha armada como la única posibilidad. En Colombia, "no se permite hacer política de otra manera", lamenta la guerrilla.

Las FARC evitan pedir perdón al responder a una pregunta sobre sus errores a lo largo de este medio siglo de conflicto porque consideran que no se puede tener en cuenta "únicamente" las "responsabilidades" de la guerrilla, que "nunca" ha realizado operaciones "contra objetivos civiles". Si la población ha sufrido daños "por situaciones de la confrontación", las FARC aclaran que "no ha sido nunca su intención" y están dispuestos a "aclararlo".

Respecto a la posible división interna en el seno de la guerrilla por el arranque de las conversaciones con el Gobierno, las FARC quieren que "no quepa la menor duda". Dado que la paz es "parte de la línea política de la organización", existe "unanimidad", alegan.