Colombia.- Las FARC rechazan ir al Congreso para hablar de paz y reiteran que con Uribe no habrá acuerdo humanitario

Actualizado 11/08/2006 0:42:10 CET

La guerrilla dice que sus jefes no hablarían "ante un Congreso mafioso y paramilitar" que no garantiza su seguridad

BOGOTA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) rechazó la posibilidad de que sus líderes acudan al Congreso de la República para hablar de paz y reiteró que no habrá acuerdo para liberar a los secuestrados mientras Alvaro Uribe sea presidente.

Las FARC se refirieron a una invitación que les hizo la presidenta del Senado, Dilian Francisca Toro, el pasado lunes, tras la toma de posesión del reelegido mandatario para su segundo mandato de cuatro años.

En una declaración difundida por una página web que transmite sus pronunciamientos, las FARC subrayaron que por razones de seguridad sus jefes no hablarían "ante un Congreso mafioso y paramilitar", según informó hoy la emisora local 'RCN Radio'.

Resaltaron que Uribe no mencionó en su discurso de investidura una palabra sobre la suerte de los cerca de 60 políticos, soldados y policías cautivos, a los que esa organización insurgente busca intercambiar por medio millar de rebeldes presos a través de un acuerdo humanitario previsto en el derecho internacional.

"A Uribe no le interesa el tema. Por eso en su vacuo discurso de posesión ni lo mencionó", expresó la primera guerrilla de Colombia, que calificó a Uribe de "charlatán".

Afirmaron que no es posible que los jefes de las FARC se trasladen a "un antro como es el Parlamento colombiano a hablar de solución dialogada del conflicto" en el país sudamericano. "Ni suicidas que fueran", señalaron. Además, reiteraron que en un comunicado del 29 de diciembre del año pasado habían advertido que "con Uribe no habrá intercambio humanitario".

"El país necesita un presidente con voluntad política, no sólo para el canje, sino para pactar con la insurgencia y con la participación del pueblo la solución del conflicto sobre la base de cambios estructurales en lo social, económico, político y otros órdenes, que beneficien a las mayorías", manifestaron.

Entre los rehenes de las FARC se encuentra desde febrero de 2002 la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, quien también tiene nacionalidad francesa y cuyo drama ha despertado solidaridad en el país europeo.

También están secuestrados un ex ministro, un ex gobernador, varios ex congresistas, decenas de soldados y policías y tres técnicos estadounidenses, algunos de los cuales llevan más de siete años en las selvas.

"Por lo visto Ingrid (...) y el resto de prisioneros en poder las FARC pasarán lo que dure este mandato en las montañas y selvas colombianas", puntualizó la guerrilla.

El ex ministro conservador y ex candidato presidencial Alvaro Leyva, considerado el político más respetado y escuchado por los dirigentes de las FARC, se reunió el pasado viernes con el presidente Uribe. Según la prensa, el presidente autorizó a Leyva para contactar con las FARC para promover la liberación de los secuestrados.

El ex candidato, quien renunció a su aspiración a los comicios de mayo pasado argumentando falta de garantías, se reunió en la selva a finales del año pasado con el fundador y jefe máximo de las FARC, Manuel Marulanda Vélez, alias 'Tirofijo'. No obstante, advirtió de que "no es fácil volver a sostener una reunión con ellos". "No están dadas las condiciones para ir", anotó.

Uribe, quien fue reelegido en la Presidencia colombiana en mayo pasado por una mayoría del 62,2%, habló ante las tropas con motivo del Día Nacional del Ejército y les pidió "iniciativa" hasta lograr el "triunfo total" en la lucha contra el terrorismo.