Actualizado 28/02/2006 14:09 CET

Colombia.- La Federación Nacional de Concejales de Colombia condena la matanza de nueve de sus miembros en Huila

BOGOTA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Federación Nacional de Concejales de Colombia (FENACON) repudió la matanza de nueve de sus miembros en el municipio de Rivera, en el departamento del Huila (suroeste), a manos de supuestos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que entraron a un hotel donde se reunían.

El director ejecutivo de FENACON, Oscar Andrés Núñez, afirmó que se trata de "un hecho lamentable en momentos en que el Gobierno Nacional y la opinión pública están tratando de darle un espacio a los grupos al margen de la ley", informó la emisora local 'RCN.

No obstante, admitió que no saben "cuáles fueron los móviles exactos" e insistió en que todos los miembros y la junta directiva de FENACON "rechaza y repudia estos actos en contra de la base de la democracia", como son los concejos municipales.

FENACON solicitó analizar la situación de Rivera, unos 350 kilómetros al sur de Bogotá, con el ministro de Interior y Justicia, Sabas Pretelt de la Vega, a menos de dos semanas de la celebración de las elecciones parlamentarias en Colombia.

Según testigos del múltiple crimen, dos individuos vestidos con uniformes militares entraron en el Hotel Los Gabrieles, situado en las afueras de Rivera, en el que los concejales celebraban una reunión con funcionarios del Ministerio de Agricultura.

Los falsos militares argumentaron que iban a "incrementar la seguridad de los concejales" y dialogaron con un policía, mientras otro grupo de hombres armados entró y abrió fuego contra los políticos.

Cinco de los concejales murieron en el lugar, otros cuatro en el hospital y cuatro que resultaron heridos son atendidos en centros sanitarios de Rivera y de Neiva, capital del Huila.

Ocho de los nueve dirigentes políticos muertos fueron identificados como Octavio Escobar, presidente del Concejo municipal; Jaime Andrés Perdomo, vicepresidente; Desiderio Suárez, Aníbal Azuero Paredes, Héctor Iván Tovar, Alfadis Arias, Sélfides Fernández y Luis Ernesto Ibarra.

Los heridos son Jairo Ledesma, funcionario del Ministerio de Agricultura; el secretario del cabildo local, Raúl Rojas; la concejal Gloria Milena Ortiz y el policía John Freddy Vargas.

El pasado sábado, las FARC mataron a nueve ocupantes de un pequeño autobús atacado con bombas y disparos de fusil. El automóvil se desplazaba por una carretera del departamento del Caquetá, en el que los guerrilleros declararon un "paro armado" y advirtieron de que no permitirían el tránsito de vehículos por la zona.