Publicado 21/05/2020 2:36:54 +02:00CET

Colombia.- La Fiscalía de Colombia cita a trece militares por el caso de espionaje ilegal a periodistas y activistas

Ejército de Colombia
Ejército de Colombia - TWITTER DEL EJÉRCITO DE COLOMBIA

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía General de Colombia ha citado para un juicio disciplinario a trece militares por su presunta participación en el seguimiento y en la elaboración de perfiles informáticos ilegales de periodistas, activistas, sindicalistas, líderes sociales y políticos de la oposición, en el caso conocido como 'Carpetas Secretas', después de una investigación llevada a cabo por la revista 'Semana'.

Al menos 130 personas fueron espiadas entre febrero y diciembre de 2019 por unidades del Ejército, sirviéndose de los servicios de Inteligencia para obtener "información de carácter personal", no sólo de ellos sino también "de otras personas con quienes tendrían afinidad o interacción".

La investigación ha destapado que durante ese tiempo, los militares colombianos habrían contado con la colaboración de una agencia de Inteligencia de Estados Unidos, cuyos recursos, destinados para la lucha contra el narcotráfico, fueron desviados para espiar incluso a periodistas estadounidenses, como Nick Casey del 'The New York Times', quien en mayo de 2019 reveló los formatos que existían en el Ejército para aumentar el número de bajas, algo que se consideró como el regreso de los 'falsos positivos'.

La Fiscalía, que también ha pedido medidas cautelares contra estas trece personas, ha señalado en un comunicado que este seguimiento viola "los requisitos previstos en la Ley de Inteligencia" y supone "un daño para los derechos fundamentales de personas".

Los trece militares que han sido llamados para comparecer ante la Fiscalía son dos generales en retiro, cinco coroneles, tres mayores, un teniente y dos suboficiales adscritos a diferentes dependencias de Inteligencia militar.

A principios de mes, el ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, anunció que 11 oficiales del Ejército colombiano habían sido apartados y que un general de brigada ha pedido su retiro voluntario tras la publicación de estas informaciones.

Holmes Trujillo anunció una revisión de la estructura de inteligencia militar, así como de los protocolos de seguridad, "con el fin de erradicar la ejecución de prácticas que pudiesen ser contrarias a la ley", después de una petición de la propia Fiscalía a este respecto.

Aunque la Fiscalía no ha mencionado las identidades de los trece militares, sus rangos y sus posiciones coinciden con los de oficiales que ya fueron relegados del Ejército por orden del Ministerio de Defensa.

Una de las consecuencia de este escándalo fue la retirada de la candidatura del antiguo jefe de las Fuerzas Armadas Nicasio Martínez a delegado del Gobierno colombiano ante la OTAN y la destitución del agregado militar de la Embajada de Colombia en Washington, el coronel Juan Esteban Zapata Cifuentes, uno de los trece militares que tendrá que comparecer ante la Fiscalía.

Colombia ya se vio inmersa en un escándalo de espionaje hace casi una década por las escuchas telefónicas realizadas por el ya extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) durante el Gobierno de Álvaro Uribe a rivales políticos de todo tipo. La que fuera jefa del DAS, María del Pilar Hurtado, fue condenada a 14 años de cárcel.

Este nuevo escándalo se suma a los protagonizados en el último año por los militares colombianos. Hace un año 'The New York Times' publicó un reportaje según el cual se había ordenado a la tropa de mejorar los números, ya fuera con capturas o bajas, resucitando así el fantasma de los 'falsos positivos', algo que las autoridades colombianas negaron.

Contador