Colombia.-La Fiscalía investiga las supuestas anomalías en los comicios de 2002 y la oposición pide la dimisión de Uribe

Actualizado 11/04/2006 22:36:01 CET

BOGOTÁ, 11 Abr. (EP/AP) -

La Fiscalía General de Colombia ha iniciado una investigación sobre las supuestas irregularidades producidas en las elecciones presidenciales de 2002, mientras que la oposición ha reclamado la dimisión del jefe del Ejecutivo, Álvaro Uribe, al haber sido acusado de ayudar a diseñar un fraude propiciado por grupos paramilitares, que aportaron 300.000 votos en la costa norte del país.

La denuncia fue formulada por el ex director de informática del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) de Colombia, Rafael García. No obstante, el vicefiscal general, Armando Otálora, señaló en declaraciones a 'Caracol Radio' que las afirmaciones de García serán sometidas a verificación.

Asimismo, explicó que también se está estudiando si García puede ser acogido en el programa de protección a víctimas y testigos de la Fiscalía, ya que, según afirmó, ante estas declaraciones su vida y la de su familia están en peligro.

Sin embargo, el magistrado Marco Emilio Hincapié dijo a 'Caracol Radio' que no tiene conocimiento de que se haya tramitado denuncia alguna sobre fraude en las últimas elecciones presidenciales. Expicó que la primera vuelta presidencial fue en mayo del 2002 y que cinco meses después, en octubre, se formó el actual Consejo Nacional Electoral.

Hincapié sostuvo, no obstante, que de resultar hechos de competencia de la jurisdiccional penal, el Consejo Electoral los daría a conocer a la Fiscalía General. "Lo que sí hay que tener en cuenta es que es una situación administrativa electoral, y deberían adelantarse esas investigaciones para establecer si hay responsabilidades electorales", subrayó.

RECLAMAN LA DIMISIÓN

Por su parte, los candidatos rivales del presidente Uribe cuestionaron la legitimidad de su Gobierno y reclamaron su dimisión. "Es difícil aceptar que las elecciones presidenciales en curso tengan carácter democrático", dijo el aspirante liberal Horacio Serpa, quien figura segundo en las encuestas con el 25 por ciento de las preferencias.

El candidato independiente Álvaro Leyva, quien no figura en las encuestas, solicitó al mandatario que renuncie para dilucidar los señalamientos. "Uribe no sólo debe renunciar a su aspiración presidencial sino también dejar su cargo mientras tienen lugar elecciones en condiciones de transparencia. Sólo así se garantizará que Colombia vuelva a ser un país democrático", indicó en un comunicado.

El líder de la coalición de izquierda del Polo Democrático Alternativo (PDA), Carlos Gaviria, opinó que las recientes acusaciones "hacen alusión a hechos bastante graves y sórdidos, como propios de Gobiernos dictatoriales con agencias de inteligencia tenebrosas", por lo que manifestó que "deben aclararse".

RATIFICAR LA LEGITIMIDAD DEL GOBIERNO

El presidente Uribe respondió hoy a sus rivales advirtiendo que la legitimidad de su Gobierno será ratificada con una nueva victoria electoral, para la que pidió a sus seguidores "depositar masivamente los votos" en las urnas.

Analistas políticos afirmaron que detrás de todo esto hay un esfuerzo de la oposición por reducir la ventaja que les lleva el mandatario en las encuestas y que lo hacen favorito para ganar la reelección en la primera vuelta de los comicios presidenciales del próximo 28 de mayo.