El Gobierno asegura que el acuerdo sobre víctimas es el mejor regalo de Navidad para los colombianos

Actualizado 15/12/2015 22:09:22 CET
A woman locates a portrait among of a group of portraits of missing people durin
JOSE GOMEZ / REUTERS

BOGOTÁ, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, ha sostenido que el acuerdo sobre víctimas alcanzado este martes por el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es el mejor regalo de Navidad para los colombianos.

   Cristo ha confiado en que, gracias al impulso de este acuerdo, "2016 sea por fin el año de la paz para Colombia", aunque ha recordado que aún quedan cuestiones por cerrar con el 23 de marzo como fecha límite, según Caracol Radio.

   "Nos queda el último punto, el del fin del conflicto, que tiene que ver con el desarme, la desmovilización y la reinserción de las FARC", ha indicado. Para ello, guerrilleros y militares negocian en paralelo a las delegaciones oficiales desde hace meses.

   "También queda por acordar el mecanismo de refrendación" de los acuerdos de paz, ha añadido, confiando en que "sea el del plebiscito", tal y como pretende el Gobierno, en lugar de la Asamblea Constituyente que proponen las FARC.

   Además, ha subrayado que faltan los subpuntos "pendientes" que las partes han decidido excluir de los acuerdos parciales alcanzados hasta ahora para poder avanzar en el proceso y que deben cerrarse antes del pacto final.

CUARTO ACUERDO

   Gobierno y FARC han cerrado el acuerdo sobre víctimas por el cual crea un sistema integral basado en cinco ejes: una comisión de la verdad, una unidad especial para buscar desaparecidos, medidas de reparación, garantías de no repetición y la justicia transicional.

   Se trata del cuarto acuerdo que suscriben las partes en los tres años de diálogo de paz. Ya han cerrado pactos sobre desarrollo rural y agrario, participación política y el problema de los cultivos ilícitos de drogas.

   Aunque el proceso de paz para estar en la recta final, éste podría acabar en cualquier momento dejando en papel mojado los compromisos ya alcanzados, dado que las partes negocian bajo el principio de que "nada está acordado hasta que todo esté acordado".