Actualizado 17/12/2013 21:37 CET

Gobierno de Colombia critica el "lento avance" de las negociaciones con las FARC

Humberto De la Calle
Foto: WIKIMEDIA COMMONS

LA HABANA, 12 Oct. (Reuters/EP) -  

   El representante del Gobierno de Colombia en las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Humberto de la Calle, dijo este sábado estar preocupado por el "lento avance" del diálogo de paz que lleva a cabo desde hace casi un año con la guerrilla. "Los colombianos quieren compromisos, no conversaciones interminables", agregó.

   "Desde el inicio de estas conversaciones ha sido la delegación del Gobierno la que ha insistido en que estos diálogos deben avanzar más rápido en la construcción de acuerdos", dijo de la Calle. "Los colombianos quieren avances, esperan compromisos, exigen acuerdos. No conciben conversaciones interminables", destacó.

   Colombia, que ha acusado al grupo rebelde de dilatar el proceso de paz, ve "con preocupación" el "lento avance" de las negociaciones, "apreciación que hemos transmitido a la guerrilla y a la opinión pública", dijo el Gobierno en una sorpresiva declaración previa a que el domingo se cierre una nueva ronda de diálogo.

   Hasta el momento, las partes han logrado un acuerdo parcial en el tema agrario, que incluye accesos a tierras para los campesinos y una serie de políticas para combatir la pobreza y la desigualdad en el sector rural, algunas de las demandas por las que surgieron las FARC en 1964.

   "La delegación de la guerrilla debe demostrar con hechos, y no con palabras, que esa voluntad existe. Esperamos que las FARC estén a la altura del momento histórico", agregó el negociador gubernamental.

   Actualmente, el Gobierno y las FARC discuten sobre las garantías para el ejercicio de la oposición política, tema con el que buscan que la guerrilla abandone las armas y se transforme en un partido. Posteriormente deberán conversar sobre la lucha contra el narcotráfico, el fin del conflicto, la compensación de las víctimas y la implementación de los acuerdos firmados.

   El Gobierno de Colombia y las FARC iniciaron hace 11 meses en Cuba una negociación con la que intentan acabar con una guerra que ha dejado más de 200.000 muertos y millones de desplazados.