Actualizado 19/12/2007 21:45 CET

Colombia.- El Gobierno de Colombia dice que las declaraciones de Piedad Córdoba son "inadmisibles" y le pide prudencia

BOGOTÁ, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno colombiano reaccionó a las declaraciones de la senadora Piedad Córdoba formuladas hoy en Washington (Estados Unidos) en las que denunció amenazas de muerte y un presunto plan para atentar contra su vida en la Caracas.

El ministro del Interior, Carlos Holguín Sardi, pidió a la senadora que haga formal su denuncia, si es cierta, mientras que el Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, consideró sus declaraciones como algo "por completo inadmisible" y le recomendó que en vez de "estar ventilando" esas acusaciones en los medios de comunicación, debería ponerlas en conocimiento de las autoridades colombianas.

Además exigió a Córdoba, cuyas declaraciones ha recibido "con asombro" el Gobierno colombiano, que revele inmediatamente quién es el alto funcionario que presuntamente la amenazó de muerte y que sea cautelosa con sus declaraciones, consejo que también prescribió al presidente de Venezuela, Hugo Chávez. "Consideramos de suma gravedad que se hagan este tipo de acusaciones ante los medios de comunicación, sin mencionar personas en concreto", señaló.

"Hemos tenido conocimiento, a través de los medios de comunicación, de las declaraciones del presidente Hugo Chávez, dándole veracidad al comunicado de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia)", expuso Restrepo en un comunicado emitido por la Presidencia.

"Dadas estas declaraciones, el Gobierno colombiano ve con buenos ojos que las FARC liberen, de manera unilateral, a la doctora Clara Rojas, a su hijo Emmanuel y a la ex representante Consuelo de Perdomo", añade el texto.

Asimismo valoró estas "liberaciones unilaterales" las cuales "son bienvenidas" para el Gobierno del presidente, Álvaro Uribe, de la misma manera que los "gestos de las FARC al presidente Chávez", que el Ejecutivo recibe "con beneplácito".

Sin embargo, el Alto Comisionado pidió a Chávez "que modere su lenguaje, que mantenga una actitud de respeto hacia Colombia y hacia el presidente Álvaro Uribe, pues aquí de lo que se trata es de consolidar un propósito humanitario y no de pisotear la dignidad de nuestro país".

Finalmente, Restrepo aseguró que Piedad Córdoba "ha recibido de parte de este Gobierno toda la seguridad para que adelante su labor como opositora y, por supuesto, nuestro compromiso en ese sentido es indeclinable".

ACUSACIÓN DE AMENAZAS DE MUERTE.

La senadora aseguró hoy desde Washington que tanto ella como sus asesores fueron objeto de presiones y denunció por ejemplo que a uno de ellos le robaron el ordenador y que a un hijo de otro de sus colaboradores le enviaron una carta a España donde le informaban de que su padre había muerto.

Piedad Córdoba denunció que ha recibido amenazas de muerte de un alto funcionario del gobierno del presidente, Álvaro Uribe. "Tengo información privilegiada de que dieron la orden de asesinarme", aseguró.

La senadora realizó tareas de facilitación para un intercambio humanitario entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) junto al presidente venezolano, Hugo Chávez, hasta que Uribe les cesó de estas funciones.

Esta denuncia la emitió desde la capital de Estados Unidos, donde se encuentra de visita. Córdoba deseó que "ojalá sea mentira" y añadió que si le pasa algo, "una persona cercana a mí lo dará a conocer".

Córdoba sostuvo que el atentado en su contra estaba previsto en la ciudad de Caracas, capital de Venezuela, pero en declaraciones a la emisora colombiana W Radio, declinó ofrecer más explicaciones "para no generar un escándalo en el país".

La senadora indicó que es posible que uno de los tres secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), guerrilla que ayer anunció la próxima entrega de éstos al presidente Hugo Chávez, se liberado en los próximos días.

Asimismo, mostró su confianza en que se produzcan más liberaciones después del anuncio de la puesta en libertad de Clara Rojas, su hijo Emmanuel y la ex representante Consuelo González de Perdomo.