Actualizado 21/10/2006 22:57:10 +00:00 CET

Colombia.- El Gobierno colombiano confirma la autoría de las FARC en el atentado contra una instalación militar

BOGOTÁ, 21 Oct. (EP/AP) -

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, corroboró el sábado que la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dio la orden de atentar contra una instalación militar en la capital.

Al mismo tiempo familiares de los políticos, militares y policías secuestrados por las FARC realizaron una marcha pacífica en Cali, la tercera ciudad del país, pidiendo al Gobierno no cerrar las puertas al intercambio humanitario, en represalia por el ataque que dejó una veintena de heridos.

"No nos cabe la menor duda que la bomba la puso las FARC en un acto de terrorismo. Ya tenemos pruebas suficientes", preciso Santos durante una ceremonia de ascenso de oficiales del ejército, en la misma base militar donde ocurrió la explosión. No dio más detalles.

Tras el atentando el gobierno del presidente Alvaro Uribe cerró toda posibilidad de un acercamiento con las FARC para un eventual intercambio humanitario de los secuestrados por guerrilleros presos en cárceles colombianas.

"Es más fácil proteger la vida de los colombianos y la de los secuestrados con gobiernos totalmente determinados y firmes... que con gobiernos débiles, claudicantes... de rodillas ante el terrorismo", dijo el mandatario colombiano en un consejo comunal de gobierno en la ciudad de Cúcuta, en la frontera oriental con Venezuela.

Uribe ordenó el viernes a las fuerzas militares un rescate militar de los plagiados, así como la búsqueda incesante de los cabecillas de la guerrilla.

Este regreso a la línea dura que caracteriza al mandatario, deja de lado el reciente cambio de actitud de Uribe que se había mostrado más receptivo a negociar con las FARC el acuerdo humanitario y a futuro una negociación de paz duradera.

Los familiares de los secuestrados por las FARC, incluidos los parientes de tres estadounidenses, ya albergaban la esperanza de ver de nuevo a sus seres queridos, algunos hasta con nueve años de cautiverio en lo profundo de la selva.

Portando bolsas negras con un letrero que decía "rescatado", los familiares de los secuestrados simbolizaron así la forma en como creen que serán entregados sus parientes por la fuerza oficial si se llega a dar el rescate militar.

A mediados de esta semana se tienen previstas varias marchas donde se protestará por las medidas anunciadas por el presidente, ya que en la práctica los rescates militares en zonas rurales con fuerte presencia rebelde han tenido poco éxito.

"Esa orden es una sentencia de muerte", dijo Yolanda Pulecio, madre de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, cuando conoció la reacción de Uribe ante el atentado. Betancourt fue secuestrada junto con Clara Rojas con quien formaba equipo en la campaña electoral de 2002.